Siembre orgánico en casa 

Verónica Narváez

Si sembramos en casa no usamos agroquímicos, estos cultivos en casa se convierten en alimentos sanos para la familia y pocas experiencias se comparan a la dicha de salir al patio y poder cosechar

Quiero contarles mi poca esforzada experiencia en mis cultivos, ya quisiera yo poder dedicarme más a mis cultivos, pero por ocupaciones diarias he encontrado una forma fácil de mantener esta práctica

El primer y fundamental paso es tener una compostera, bien puede ser solo un cajón de madera, un poco de tierra y así empezamos a colocar en la misma los restos de verduras y frutas de la preparación de los alimentos en casa, estos restos se cubren de más tierra y así continuamos por zonas en la compostera, regamos agua del lavado del arroz y a los pocos días crecen plantitas, las separamos en macetas o envases que no se usen y ya tenemos nuestros futuros tomates, pimientos, pepinos, naranjillas, y otros. 

Además, de generar tierra fértil para los mismos cultivos, así de sencillo se puede empezar y luego ya estará usted comprando semillas para cultivar muchos más.  A mi se me mueren los cactus, pero las verduras me aman, seguro a usted también.

Fomentar estos cultivos es una misión para el futuro, hablamos de soberanía alimentaria y es la zona urbana que puede ser consciente de las potencialidades que también tenemos en nuestras casas.

 Con mucha más fuerza desde la pandemia la Prefectura llegó con la campaña “Cultivos en casa” y así plantas medicinales, frutales y vegetales se entregan a niños y adultos en ferias y grupos, el seguimiento es importante, pero sin duda un niño o adulto que empezó a sembrar, que elige productos orgánicos lo hará siempre.

venarvaezteran@gmail.com