Santo Domingo se arma 

Orlando Amores Terán

Orlando Amores Terán 

 

La libertad se ejerce  armado. Estamos en guerra, debemos actuar en consecuencia. El rostro de la guerra es el saqueo, el vandalismo, el asalto, el terrorismo, el sicariato, es el rostro de la perversidad. Es un crimen tolerar la maldad que ha demostrado su ignominia. 

Al restringir el porte y uso de armas, vulneraron el derecho a defendernos de una agresión. Cuando perdemos ese derecho, la delincuencia crea violencia, para sembrar miedo, inseguridad, impotencia en la población, con lo cual anulan la movilización social; por tanto, es inobjetable que el derecho a portar y usar armas en defensa personal, familiar y de los bienes, constituye el ejercicio de nuestra  libertad a decidir cómo me defiendo, defiendo mi familia y mis bienes. 

No podemos renunciar a ese derecho básico que tiene que ver con el derecho a la vida. Nuestro enemigo desea confiscar nuestra libertad, seguridad, bienes. La actitud ante la agresión, marca la diferencia de las sociedades. 

En caso de un ataque, hay quienes  recomiendan correr, esconderse y avisar. Nosotros debemos pelear, estar armados, responder. Debemos ayudar a la seguridad, apoyar el trabajo de la fuerza pública. 

Mientras esperamos la autorización para portar armas, todos los ciudadanos debemos tener un machete y un palo, para nuestra defensa. Santo Domingo se arma fundamentado en la Constitución: Art.3 Deberes del Estado n°1: Garantizar el goce de los derechos. Art.66 Garantiza n°1: Derecho a la inviolabilidad de la vida. n° 3: Derecho a la integridad personal, física, psíquica. n° 26: Derecho a la propiedad.

Art.11 Los derechos se rigen por principios: n° 9: El más alto deber del Estado es respetar y hacer respetar los derechos. n° 5: Los servidores públicos deben aplicar la norma que más favorezca su vigencia. n° 6: Los derechos son irrenunciables. Peleamos por la supervivencia de nuestras creencias, tradiciones, costumbres, por la tierra que nos legaron nuestros ancestros. 

logcaba33@gmail.com