Parrilleros tsáchilas

Wagner Vélez

En 1978 llegó a Santo Domingo un forastero, venía desde Argentina su nombre es Santiago Rivero empezó a asar carne entre amigos, y poco a poco a darle forma a la tradicional parrillada. Los verdes pastos con la ganadería eran el lienzo perfecto para inspirarse, el humo hacía el llamado a los comensales y así nace en nuestro Santo Domingo la cultura del asado.

En la década de los 80 llegaron dos buenos amigos argentinos en búsquedas de aventuras Luis Torrico y Héctor Vidal, siguió el carbón bien prendido y la parrillada se consolidó en la región.

En el año 2018 luego de un trabajo articulado de la Cámara de Turismo con los chefs y parrilleros se declaró la parrillada como plato referencial y Santo Domingo se denominó La Parrilla del Ecuador.

La cultura del asado ha ido creciendo en el Ecuador, buscando integrar toda la cadena productiva de la carne, ganaderos, avicultores, porcicultores están comprometidos en invertir en el mejoramiento genético con un buen trato animal para ofrecer a los procesadores un producto óptimo y al final los chef y parrilleros puedan jugar con los buenos cortes sobre la brasa.

El trabajo no ha sido fácil en este caminar hemos ido sumando voluntades, desde finales del 2018 venimos impulsado el proyecto Santo Domingo Capital de la Carne que buscar fortalecer e integrar a todos los actores de este importante sector, el ganar ganar no solo es para Santo Domingo siempre pensamos en el país y es así que esto trascendió a consolidar el Clúster Cárnico del Ecuador. 

El fuego nos une y empezamos a realizar festivales parrilleros para deleitar a nuestra gente de un buen asado y compartir en familia, es así que desde este 2022 hemos creado la Asociación de Parrilleros de Santo Domingo de los Tsáchilas, denominados Parrilleros Tsáchilas, seguiremos haciendo humo y dando lo mejor que sabemos hacer.

 

wagnervelez@hotmail.com