Ojos que no ven …

Verónica Narváez

Ecuador dividido entre los «ojos que no ven» y los «corazones que sí sienten».

Estos días de protesta, nos han mostrado los rostros, las voces, de ciudadanos sintientes, difícil no comprender razones de lucha y resistencia que está en pie. Son muchos frentes que requieren más interés y accionar del gobierno, con «no verlos» no se van, ¡ahí están Sr. Presidente! son reales, el pueblo ecuatoriano está sumido en violencia, no tiene empleo, insumos de salud y educación, no se ve una planificación que dé solución, solo se ve indiferencia. La misma que se vio y sintió cuando se fugaron los reos de la cárcel de Santo Domingo y no mereció ni un solo pronunciamiento de su parte.

Cómo apoyar la indiferencia con la que nos trata al pueblo, un gobierno debe ver y sentir por su pueblo, lo que pedimos son soluciones a mediano y largo plazo, políticas de Estado que regulen los precios de los productos del campo, derogar los decretos 95 y 151 enmarcados en aumentar el extractivismo de nuestros recursos, el Pueblo dice ¡No al aumento de la explotación petrolera y minera! Entre todas las razones, esta última motivó a nuestros vecinos de Cotopaxi, del recinto Las Pampas a protestar en Alluriquín, resistencia que se hará más fuerte en nuestra provincia porque queremos nuestras montañas intactas, libres de minería.

Queremos la reconciliación del pueblo, queremos paz, necesitamos ser escuchados y atendidos, no validamos la violencia de ninguna manera, reconozca los infiltrados en las marchas, no generalice la lucha del pueblo como violencia de la resistencia, sea un gobierno que ve y siente por su pueblo, llegue a consensos lo más pronto, necesitamos reactivar el país, suficientes son las lecciones aprendidas en la historia.

venarvaezteran@gmail.com