No estuvimos mejor

Orlando Amores Terán

Que no te engañen. Despilfarraron una montaña de dólares, para atracarlos, 310.000 millones. Gastaron la cuarta parte del ingreso fiscal, 90.000 millones, en obras mal hechas y con sobreprecios. Hoy estamos endeudados hasta la cuarta generación de nuestros hijos. Cuando Ecuador se dolarizó, la circulación de dólares pasó a depender del mercado, son los sectores productivos, los emprendimientos, los generadores de los dólares.

La dolarización hasta antes de la década infame, tenía como objetivo el crecimiento económico a través de la generación de ocupación. Hasta el 2007, se redujo a la mitad el índice de pobreza, según datos del Banco Mundial, el crecimiento del PIB fue del 4.7% anual, el más alto de ésa época, existió superávit fiscal, sin endeudamiento.

La Constituyente del 2008, instaurada por mandato del narco-terrorismo internacional, dispuso que las políticas monetaria, crediticia, cambiaría y financiera sean facultad exclusiva de la Función Ejecutiva (Art.303); por lo cual, la dolarización dejó de tener como objetivo la creación de empleo y desarrollo, para convertirse en mecanismo de pago del despilfarro público y de la inconmensurable deuda adquirida, violando el Art.290 de la Carta Montecristi, en la década de mayor bonanza petrolera e ingreso fiscal de nuestra historia que les permitió disponer de 400.000 millones de dólares, que es más del doble de lo que los otros mandatarios dispusieron en los cien años anteriores, 178.000 millones de dólares, al cambio actual, desde Lizardo García 1905 hasta Alfredo Palacio 2006.

Convirtieron nuestros impuestos, en sueldo permanente del regímen, incrementando la extorsión fiscal, porque de 20 impuestos existentes hasta el 2006, aumentaron a 68 impuestos durante la década infame, para robar nuestros ahorros.

Ello provocó la crisis ética, económica, la pobreza, el desempleo actual, producto de la conducción narco-comunista, antipatria, de la dolarización, que destruyó el país en la década de mayor ingreso fiscal de su historia.

logcaba33@gmail.com