¡Ni una menos!

Luis Reyes Arteaga

Despierto todos los días preguntándome, ¿en qué momento Ecuador se convirtió en un país con un alto índice de inseguridad? 

La desaparición de María Belén Bernal en la Escuela de Policía, nos deja un sabor amargo frente a lo que las mujeres están expuestas día a día en la sociedad.  Un sistema patriarcal con el cual se vive.  

El femicidio ocasionado dentro de una institución del Estado, nos deja claro que el problema de fondo es estructural, es el sistema tan corrupto que tenemos y que intenta justificar un acto de estos echando la culpa a la misma víctima o a otros, tal como afirmó el Ministro de Gobierno cuando manifestó que la culpa es del guardia que dejó entrar a la mujer, “si no la hubiese dejado entrar no hubiese pasado esto”, un poco más y dicen que la culpa es de la mujer porque fue a ese lugar. 

Lo que no saben es que el femicidio (no muerte pasional como lo dice el Ministro de Estado) se desarrolló dentro de una institución del Estado (una de las que debe dar ejemplo), en donde había una fiesta con “cerveza y zhumir”.   

Y me pregunto:  ¿El presidente Lasso y el Vice Borrero ya contactaron con Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal?  La indolencia e indiferencia de este gobierno es una patada al pueblo ecuatoriano. 

Han destruido la economía, la salud, las instituciones públicas y la seguridad.  El gobierno actual cada vez que sus altos funcionarios hablan, hunden más al propio gobierno, no lo digo yo, sino es el sentir del pueblo ecuatoriano que convierte ese sentir en indignación. 

Señor Presidente, actúe urgente y no permita que sigan muriendo más mujeres por femicidio, que sigan muriendo niños en los hospitales porque no tienen medicina, que siga muriendo el pueblo en las calles a causa de la inseguridad. 

¡Ni una menos! 

lucho190479@gmail.com