La culpa es de la vaca

Wagner Vélez

Wagner Vélez Torres 

En el célebre libro “La culpa es de la vaca” de Jaime Lopera, se detalla una gran anécdota de que por que los productos de cuero que se exportaban eran de mala calidad, se realizó una investigación para determinar cuáles eran las causas, y después de que todos decían que no era su culpa, al final la culpa era de la vaca, porque se rascaba sobre los alambrados y dañaba el cuero.

Esto nos pasa a menudo en la vida cuando no asumimos nuestras responsabilidades o no queremos mejorar, empezamos a echar la culpa a otros y no asumimos hacer algo para cambiar esa realidad.

Hago símil con esta noble historia, de un gran libro que lleva este nombre, porque en Santo Domingo hay un gran proyecto que tiene que ver con vacas es el famoso Centro Regional de Faenamiento, todos sabemos que lo necesitamos urgente, ganaderos, industriales, autoridades, ciudadanía pero este proyecto no empieza, lo tenemos diseñado en maquetas hermosas pero parece que fuera solo un sueño.

Dentro del análisis del índice de competitividad, que estamos en puesto 9 a nivel nacional, el arrancar con este proyecto va a dinamizar la economía en toda la cadena productiva y nos permitirá ser más competitivos por ende crecer económicamente como región.

Este proyecto emblemático ya quedó listo en el 2014, con licencia ambiental y financiamiento, solo necesitaba el ok para que arranque, pero no se le dio paso por temas de egos de asesores que enmarcados en todólogos, en la administración de Victor Manuel Quirola y elaboraron otro proyecto que costaba $22 millones de dólares. Se lo rediseñó pasaron 8 años ya estamos en el 2022 y existe un nuevo proyecto que ahora cuesta $18 millones de dólares. 

He llegado a la conclusión, después de hacer un análisis e investigación del por qué no se lo hizo, y al final un asesor me lo dijo “la culpa es la vaca”, una realidad que vivimos.

wagnervelez@hotmail.com