Invertir en procesos

Rogelio Morales Cattani

Rogelio Morales Cattani

No solo se trata de sobrevivir, sino de vivir mejor, para eso es menester invertir bien los recursos y el tiempo, sin desperdiciarlo en perezas o inacciones que son hijas del miedo. El tiempo invertido en optimismo es el resultado de la educación y motivación personal. Hacerlo con experiencia y paciencia, es estar convencidos que el tiempo y el dinero existen, cuando se determinan correctamente las prioridades.

Nadie tiene todas las preguntas ni todas las respuestas. La vida es un conjunto de procesos donde se van cumpliendo metas. No nos gusta equivocarnos, pero es parte del proceso y un fracaso no es el final, sino una advertencia.

Las excusas suelen ser muchas, el “no tengo tiempo”, que significa no haber priorizado las metas, o lo trillado del “es complicado” olvidándonos que nada es fácil y mientras más esfuerzo nos cuesta conseguir algo, más lo valoramos. El “subestimarse” creyendo que no somos buenos para emprender nuevas acciones, revela una falta de optimismo puesto que el no atreverse es parte del miedo, “gallo que no salta al ruedo, no gana la pelea”.

Shiddharta Gautana sostenía que: “hay dos errores que no podemos cometer camino a la verdad, no empezar y no recorrer todo el camino”.

Invertir en procesos, también es cambiar de vida (cuando haga falta), mudando el entorno en forma positiva, cuidándose de la negatividad de los envidiosos, ególatras o pesimistas, que son los eternos saboteadores de la verdad y el desarrollo.

Cuando El Quijote aconsejó a Sancho Panza al que iba a encargar el Gobierno de la Ínsula Barataria, le dijo: “haz gala Sancho de la humildad de tu linaje y no te desprecies por decir que vienes de labradores; porque viendo que no te corres, ninguno se pondrá a correrte y préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio y necio, porque la sangre se hereda y la virtud se adquiere”.

moralescattani@yahoo.com