¡Hágame caso!

Orlando Amores Terán

Orlando Amores Terán 

La solución a nuestros problemas, comienza por caracterizar la causa.

Si no partimos del criterio de que en Ecuador se instauró por Constituyente, el narco-Estado; de que el narco-Estado es el causante: del sometimiento de la Nación a leyes diseñadas para favorecer el delito, proteger a los criminales, anteponer los DDHH de delincuentes, terroristas, al interés general de la sociedad ecuatoriana; del desarme e indefensión de la población civil; de la anulación de la legítima reacción de la fuerza pública ante el hampa; entre otras aberraciones jurídicas, que nos están destruyendo. 

Si no partimos de esta comprensión, toda propuesta será inane, porque no estará orientada a desarmar el andamio constitucional narcoterrorista vigente.

El modo de desmontar la estructura constitucional narcoterrorista, es exigir a éste mandatario, por todos los medios y con energía, que disponga Consulta Popular con las preguntas que ya están aprobadas desde 2019, por la Corte Constitucional, mediante Dictamen 7-19-RC-19, que son las únicas que desestructuran el andamiaje constitucional narco-comunista, porque eliminan las funciones e instituciones creadas en Montecristi, para cooptar poder, controlar elecciones, atracar bienes públicos en impunidad; que son las que caracterizan el narco-Estado vigente: Función de Transparencia y Control Social, su órgano ejecutor el CPCCS;  Función Electoral, su órgano ejecutor el CNE; Asamblea Nacional; Consejo de la Judicatura; las regiones, como parte de la división territorial narco-terrorista, concentradora de atribuciones, destructora de la autonomía provincial.

Con el resultado de la Consulta, éste mandatario, de su iniciativa, debe proponer Reforma Constitucional Parcial ante la Asamblea, que está constreñida a aprobarla sin dilaciones,  porque la reforma proviene de la mayor fuente de poder, que es el pronunciamiento popular. No hay otro mecanismo, para salir del atolladero jurídico en que nos encontramos. 

logcaba33@gmail.com