Flurona, infección mixta

José Manuel Aguilar Reyes

Para empezar, mis estimados lectores, la flurona, no es una variante nueva del COVID-19, sino la aparición de gripe y coronavirus al mismo tiempo; una coinfección detectada por primera vez en una mujer israelí de 30 años, no vacunada, infección que ya ha llegado a otros países, como España, donde se han detectado algunos casos, especialmente en Cataluña.

Según los servicios sanitarios españoles consultados, indican que contagiarse a la vez de COVID y gripe no es algo habitual, pero puede darse, debido a la coexistencia de los dos virus en el medio, en estas fechas, no revistiendo ventajosamente de gravedad, los casos comentados.

Sin embargo, la situación sanitaria no es tan simple, como parece, un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), explicó que, en el caso de ambos virus, el COVID-19 y la gripe: “uno o más días pueden pasar desde que una persona se infecta hasta que comienzan a experimentar los síntomas”. En el caso del coronavirus, los síntomas asoman más tarde que la gripe, pues en la gripe, los síntomas aparecen de 1 a 4 días, después de la infección, mientras que en COVID 19, el inicio de los síntomas ocurre aproximadamente 5 días después de la infección, aunque se ha visto que el plazo es muy variable, llegando a extenderse hasta 14 días post infección, complicándose el panorama, cuando se observa en el último informe de Nature, que la gripe, tiene una capacidad única para agravar la infección por COVID 19, lo que nos conduce a no abandonar las medidas de control habituales, especialmente el tapaboca, cuya postura impide que los virus, puedan infectar a las personas cercanas, y con ello lograr prevenir la infección inicial de gripe, siendo esa medida muy importante.

Considero mis apreciados lectores, que el “tapaboca” debe acompañarnos mucho tiempo más.

joaguila50@gmail.com