Estado criminal

    Por: Orlando Amores Terán

    0

    Debemos entender que el narco-comunismo, surge como consecuencia de la destrucción de la URSS y la caída del Muro de Berlín, accede al poder político a partir de los 90, a través de «elecciones» fraudulentas, para controlar el Estado, incorporar al ámbito de su influencia, al crimen organizado, por medio de instituciones estatales a las que utiliza para cometer crímenes, como negocio propio de la organización política que toma el poder.

    Así se explican las conseciones de petróleo, minas, puertos; el endeudamiento usurero; el atraco en obras mal hechas con sobreprecios: refinerías, hidroeléctricas, carreteras, telefonía; la creación excesiva de burocracia a la que extorsiona con diezmos; la sustracción de oro y dinero del Banco Central, el pillaje del dinero del IESS, ISSFA, ISSPOL; la quiebra de empresas públicas; el trato político al narco-terrorismo; el indulto a 3000 narcotraficantes; la entrega de 188 millas de mar territorial, sin Consulta Popular previa.

    La diferencia con el crimen organizado, es que la mafia actúa desde fuera del Estado, corrompiendo ciertos funcionarios; en cambio, el narco-comunismo actúa desde dentro del Estado, cuya institucionalidad controla y la putrefacta en su totalidad.

    Por tanto, hay que procesar a la organización criminal que aparenta ser movimiento o partido político, no solo a los individuos que cometieron el delito. Hay que proscribir esas organizaciones políticas que sirvieron para cometer crímenes, debe establecerse como antecedente delictivo el pertenecer a tales organizaciones.

    De ahí que es imprescindible un mandatario que conduzca al país hacia la libertad, la justicia, la democracia, no hacia el encuentro con la delincuencia, con el narco-terrorismo, a los que debe combatir, para devolver la seguridad a la población, en todos sus ámbitos, desarmando el narco-Estado, para restaurar el Estado de derecho, recuperando la autoridad de la fuerza pública, discapacitada por normas jurídicas diseñadas por delincuentes, para favorecer el delito y proteger a los criminales.

    logcaba33@gmail.com