El deporte y la corrupción

    Por: Margoth Bonilla

    90

    Sin dudas, esta ha sido la mejor participación del Ecuador en los Juegos Olímpicos, en 2024, en París, se cumplen cien años de la primera intervención ecuatoriana en esta cita deportiva.

    Sin embargo, a pesar del tiempo transcurrido, la mayoría de los deportistas ecuatorianos viven en precariedad y pobreza, y a pesar de ello entrenan y compiten. Lo pudimos evidenciar ahora con los casos de Carapaz, Dájomes y Salazar son un reflejo de la poca importancia que dan los dirigentes deportivos a la preparación de los atletas; son muchas las historias de zapatos rotos, de rifas y hornados solidarios, deportistas con varias necesidades que son acogidos por sus propios entrenadores o apoyados por sus padres.

    Un mes antes de la posesión de Guillermo Lasso, se convocó a elecciones en todas las federaciones para conservar los espacios de poder para los siguientes cuatro años. Como muchos de ellos no podían ser reelectos porque la Ley del Deporte lo impedía, se nombró a algún deportista afín al presidente de cada federación para que lo releve en el puesto, cuánto tiempo más debe transcurrir para que la dirigencia entienda que el ejercer un cargo de esta naturaleza, debe ir al servicio y no a obtener beneficios económicos o buscar favorecer a sus grupos de poder, sin considerar el esfuerzo, y trabajo que un deportista realiza día a día para lograr una medalla

    El deporte es una disciplina que fomenta muchos valores a la niñez y a la juventud, crecer bajo esta doctrina de esfuerzo y sacrificio forma a seres humanos integrales, la práctica deportiva, no debería verse empañada por los actos de corrupción de su dirigencia, es el momento de que se genere mejores condiciones para nuestros atletas ya que se ha demostrado que en el Ecuador, hay madera de campeones, sobre todo en disciplinas deportivas que no tienen muchas veces con ningún apoyo.

    El Estado debe garantizar a nuestra niñez, espacios adecuados para la práctica deportiva, así como ejercer una adecuada supervisión a los dirigentes.

    Maggy222006@gmail.com