Educación ambiental

Verónica Narváez

Todos coincidimos que la Educación Ambiental es esencial en la formación educativa, pero poco se habla de los mejores mecanismos para llegar y algo aún más importante, como es la necesidad de profundizar en los conceptos que encierra la educación ambiental, y es que, la educación en este contexto, busca llegar a la conciencia y la llamamos conciencia ambiental y es ahí donde se queda el término en la punta del iceberg, porque creo que debemos hablar de conciencia del ser, conciencia de espíritu, por tanto la formación no es solo educativa es del ser humano.

Buscando esa conexión esencial con la naturaleza, entendemos que esa canalización requiere también injerencia externa de los Gobiernos Locales; ahora, desde un breve análisis abordo a la Gobernanza y la Educación Ambiental y divido a dos componentes: Investigación y la Articulación en los diferentes sectores.

Investigación, porque necesitamos herramientas basadas en la información local de nuestros recursos y la Articulación porque representa el mecanismo de transferencia de información generada desde la gobernanza dirigida a la comunidad.

Es un gran logro que la provincia cuente con tres convenios firmados entre la Prefecta Ab. Johana Núñez, el primero con la Zonal 4 del Ministerio de Educación, el cual permite la articulación para sensibilizar a los estudiantes de nuestro territorio; El segundo, con el Instituto Nacional de Biodiversidad (INABIO), para obtener una línea base de flora y fauna que nos permita conocer nuestro entorno; Y el tercero con la empresa SAMAI, desde el cual se generó la ya difundida guía de Educación Ambiental “Biocorredor El Armadillo”.

En efecto, el trabajo de sensibilización ambiental tiene muchos más matices que la biodiversidad, pero en nuestra realidad de provincia vale la pena esa bandera para volver a nuestras raíces.

venarvaezteran@gmail.com