Deshielo social y político

Rogelio Morales Cattani

Rogelio Morales Cattani

Vivimos tiempos de una importante evolución social con la consecución de múltiples derechos por parte de diversos sectores antes descuidados. El destape de la información y acceso a ella por la gran mayoría de personas, está condicionando cierto tipo de desvíos difíciles de controlar y más difíciles de predecir sus consecuencias. En este deshielo social y político, las redes sociales, muchas veces con verdades contadas a medias, provocan reacciones diversas. 

A una cada vez más competitiva actividad académica, llena de jóvenes con más acceso a la información y también a estudiar o prepararse, rápidamente chocan con la decepción que se produce cuando una vez realizado el esfuerzo, la recompensa no era la que el joven aspiraba y la imposibilidad de acceder a un trabajo digno, es la primera barrera que se tiene que vencer. Los “fantasmas” suelen aparecer en ese momento y es posible que “una promesa” se convierta en una decepción y caiga en la tentación de entrar a la política como una forma de enriquecimiento rápido, tan rápido como si se dedicara al crimen organizado.

Estos efectos sociales generan varias consecuencias, profesionales que dejan de trabajar en lo que se prepararon, para ingresar a mundos turbulentos que garantizan el dinero fácil y así se desperdicia el talento humano de quienes son marginados de manera injusta. Parecido a lo que sucede con aquellos experimentados que, sin justificación, son segregados para dar paso a inexpertos con influencias.

Los representantes de los partidos políticos o “empresas electorales” están empleando un nuevo lenguaje, que en el fondo es el mismo, porque en nuestra sufrida patria, derecha o izquierda, diestros o siniestros, son los mismos que discuten frente a las cámaras de televisión, pero “tranzan” debajo de la mesa, son actores a quienes poco les interesa el bienestar social.

moralescattani@yahoo.com