Desde la esperanza 

Verónica Narváez

Este fin de semana me sumergí en un documental de Suiza, sus paisajes hablan de su gente, pero atrás de esto una normativa estricta de respeto entre todos y la naturaleza. Dos tercios del país son montañas, tiene el lago más limpio del mundo, pueblitos mágicos destino de ecoturismo, una cadena productiva de leche insignia donde sus vacas reciben masajes y literal son tratadas con cariño. Muchas cosas increíbles se muestran y viven en ese país, pero se puede destacar una trilogía: paisajes, tranquilidad y alto costo.  Para quienes conocen estos rincones del mundo qué dicha de experiencia, así como para nosotros es conocer y vivir en nuestra tierra.

El camino para valorar nuestro entorno como lo hace Suiza, parte de crear arraigo, valor y normas, qué difícil todo lo que nos cuesta, una más que otra, quizás las normas sean las más difíciles, pero somos un territorio relativamente joven y aún se puede hablar de un comienzo basado en generaciones que nacimos y crecimos en esta tierra y tenemos la fuerza desde la esperanza para crear un cambio

Sigo pensando en las tantas diferencias, y cómo desde nuestra provincia aún podemos valorar nuestros recursos naturales, y creo que estamos en el camino, tenemos ecosistemas y biodiversidad únicos y desde esa contemplación de nuestros bosques, montañas y ríos el Sistema Provincial de Áreas de Conservación creado desde la Prefectura, sienta ese precedente con toda la potencia de la lucha ambiental y climática para que en un corto tiempo se pueda contar una nueva historia de desarrollo en Santo Domingo. Son 8 áreas declaradas en conservación y van a más, ahora tenemos todos que conocerlas y admirarnos de lo que no sabíamos que existía tan cerca, tan nuestro.

 

venarvaezteran@gmail.com