El colibrí y el pato

Rogelio Morales Cattani

En todas las razas, el hombre como especie, guarda en su interior un león y un cordero; un cocodrilo y un pato; un águila y un colibrí. De todos ellos, solo el colibrí es capaz de sostenerse en el aire antes de decidir volar hacia arriba o abajo, hacia la izquierda o derecha, hacia adelante o incluso hacia atrás, esta última característica no posee ninguna otra ave o máquina inventada por el hombre. Nadie tiene tanta variedad de movimientos y desplazamientos como EL COLIBRÍ que es un experto y “especialista” en lo que sabe hacer.

EL PATO en cambio, camina, nada y vuela, pero todo lo hace mal y no ha desarrollado ninguna de estas aptitudes en forma de especialidad. Cuando camina lo hace lento, cuando nada lo hace despacio y cuando vuela es parsimonioso, por esto, en tierra, agua y aire son fáciles de cazar. En el mundo existen innumerables “personas patos” que se creen expertos en todo, son a los que las águilas fácilmente los atrapan en el aire, los cocodrilos en el agua y los leones en la tierra. Quienes se creen autosuficientes o dueños de la verdad, son “patos” fáciles de atrapar o corromper, porque nada lo hacen bien.

La humanidad se ha desarrollado en base a múltiples acciones y descubrimientos efectuados por especialistas. Sin embargo, en la política criolla se han suscitado varias extrañezas cuando vemos evasores controlando instituciones que deben sancionar a los evasores, algunos delincuentes ocupando cargos públicos, otros que con grilletes van a trabajar, algunos son asesores sin sueldo más corruptos que sus jefes, etc…Se ha creado una variedad de “patos criollos” que viven de las coimas, cobran por conferir nombramientos, diezman y “meten el pico y la pata” en todo, son los que priorizan el metal al bien común, “patos” que ni corren, ni nadan, ni vuelan bien, porque son lentos en todo, hasta en el raciocinio.

moralescattani@yahoo.com