¿Quién gobierna en Ecuador?

Puede que Wikipedia certifique, como primer resultado de búsqueda en Google, quién se sienta en Carondelet. Sin embargo, la respuesta hoy parece un tanto más compleja. A estas alturas, tras 18 extenuantes días de paralización nacional, al menos yo, no tengo claro si quien gobierna el país es Guillermo Lasso o Leonidas Iza. Es que ha quedado demostrado que quien lidera el Estado, no es el candidato electo en las urnas, sino el que mejor sabe calentar las calles.

Lo visto en días pasados, no merece perdón, ni olvido. El presidente, confundido, preso de su soledad, jugando al estado de excepción y aprendiendo a hacer política en medio del caos. El vicepresidente, dando señales de vida, reactivando sus redes sociales y promoviendo la paz desde su escritorio. La Asamblea Nacional es una historia aparte. No se esperaba nada de ellos y aun así se esfuerzan por seguir decepcionándonos. En un momento crucial para la democracia, no encontraron mejor cosa (salvo las conocidas excepciones) que empezar el trámite de destitución de Lasso, aprovechándose de la polarización social y política que ellos también ayudaron a crear. No obstante, lo más insólito es la “bipolaridad política” de Saquicela: pasó de invitar a Lasso a reconsiderar su postura y volver al diálogo, a votar a favor de su destitución. ¡Un impresentable conspirador!

No sé si estamos realmente conscientes de lo sucedido, pero lo que sufrimos no es poca cosa: el movimiento indígena, los sindicatos socialistas y el correísmo, secuestraron al país, logrando poner de rodillas a Lasso, mendigando movilidad y seguridad para el transporte de oxígeno y productos. Pese a aquello, el presidente no abandonó la idea del diálogo, concediendo las exigencias de los manifestantes, con impacto directo en el gasto fiscal. No nos confundamos, lo firmado no es un acuerdo, es un acta de rendición.

Presidente, usted no ha vencido, ha sobrevivido. Esto es tan solo un salvavidas para que pueda continuar con su mandato y rectifique. Mire puertas adentro y empiece los cambios desde su gabinete. Necesita mejores consejeros, con experiencia desde lo público y con mayor consciencia social. Recupere el aliento y vuelva a empezar, demuéstrenos que su cargo es más que su biografía en Twitter.

@ItaloSotomayor
italosotomayormedina@gmail.com