lunes, diciembre 6, 2021
Editorial Columnistas Nacionales ¿Populismo en la educación?

¿Populismo en la educación?

Fabián Cueva Jiménez

En diccionario: “La ilusión es la esperanza con o sin fundamento real de lograr que suceda algo que se anhela …” Psicológicamente, puede ser una idea errónea surgida de la incorrecta interpretación  de una determinada situación. Estos días nos hemos llenado de ilusiones y las nubes a donde han subido tienen formas positivas.

A la ministra de Educación la escuchamos sobre un Proyecto Técnico Profesional hasta el 2030, buscan mejorar su calidad, refiriéndose a la Educación Técnica para revalorarla, implementando orientación vocacional y profesional, que las extinguieron.

Dijo de la conformación de una comisión: Ministerio de Educación, SENESCYT, Ministerio de Trabajo, sin incluir al sector empresarial (?), para atender a 302.000 futuros bachilleres técnicos en 492 colegios. Una verdadera democratización, parte de una primera ilusión.

La segunda, la estrategia de “Apadrinar una escuela” contando con la sociedad civil, sectores público y privado, comunidad y cooperación internacional, para conseguir la donación y dotación de útiles escolares, tecnología y conectividad, alimentación escolar, repotenciación de infraestructura y acompañamiento pedagógico. Maravillosa  ilusión.

Grandes empresas privadas buscan en la venta de productos un margen de ayuda en beneficio de los estudiantes. Ilusión con dudas.

El Plan Piloto de Internet, del Ministerio de Telecomunicaciones para brindar conectividad y accesorios tecnológicos para poblaciones especialmente rurales. Otra, necesaria.

Esperemos que las ilusiones no sean ópticas ni se diluyan al poco tiempo, que no sean nuevos engaños similares a los últimos 14 años: discursos y ofrecimientos, plagados de deshonestidad y corrupción, populismo de “izquierda”: desagradable, desordenado. ¿Será qué estamos a puertas de un nuevo populismo, ahora de derecha?

Estamos a muy poco tiempo para juzgar. No desperdicien la oportunidad, no se llenen de contradicciones, no borren con el codo lo que todavía ni escriben, ni hacen.

No bajen nuestras ilusiones. ¿Populismo en la educación? NO.

Artículo anteriorLa saña de Daniel Ortega
Artículo siguienteEl país está descuajeringado

Más columnistas

La Hora TV