Periodistas atacados en el paro

Para la periodista italiana Oriana Fallaci los periodistas escribimos la historia a caballo. En el paro nacional se ha registrado un saldo de 182 periodistas agredidos, según la denuncia de Fundamedios. Los insultos recurrentes separatistas y racistas: “prensa corrupta”, “que se vayan al infierno”. Las antenas de radio y televisión ubicadas en el cerro Pilisurco (Tungurahua) fueron tomadas con violencia por cientos de indígenas de las comunidades de Quisapincha y Ambatillo. Los 40 militares no pudieron evitar la censura informativa que provocaron los comuneros.

Los ataques en amenazas físicas a los comunicadores suman 65; 10 a accesos informativos; 2 a restricción del espacio digital; 4 robos y destrucción de equipos; 17 casos de discursos estigmatizantes; 10 casos de detenciones periodísticas. Estos sucesos se registraron en: Pichincha, Guayas, Cotopaxi, Bolívar, Pastaza, Imbabura, Morona Santiago, Napo, Chimborazo y Zamora Chinchipe. Los atacantes se relacionan con manifestantes, políticos y líderes indígenas. De los afectados son 101 hombres y 41 son mujeres.

Remito algunas evidencias de los maltratos a periodistas: Nathalie Jiménez de, Teleamazonas y su camarógrafo David de la Torre; la periodista Estefanía Vaca y el camarógrafo Luis Miguel Chávez de La Posta fueron intimidados por representantes del movimiento indígena; la periodista del diario La Hora, Arahí Vega en la parroquia Santísima Trinidad en la av. América, sitio de la firma del ‘Acta por la paz’, entre la Conaie y el Gobierno.  La radio de La Voz de la Confederación de Nacionalidades Amazónicas (Confeniae) sufrió un hackeo en la red social Facebook y alertaron que se pueda emitir información falsa por su red.

Fundamedios rechaza y denuncia estás prácticas que constituyen graves violaciones a los tratados internacionales de Derechos Humanos que prohíben la práctica de la censura previa, y exige que las autoridades tomen el control de la situación y garanticen el trabajo sin censuras, presiones y controles incompatibles con la existencia de una sociedad democrática.

mayra-aguirre2011@hotmail.com

@mfaguirre2