No olviden el Gabinete

Ana Changuín Vélez

10 de julio de 2023

Faltan apenas 40 días para las Elecciones Anticipadas 2023 en Ecuador, en las que elegiremos un nuevo presidente. Sin embargo, ninguno de los binomios ha dado pistas de su propuesta para la integración del Gabinete de ministros, en caso de resultar electo. Áreas clave como salud, educación, finanzas, producción y agricultura requieren una planificación cuidadosa y expertos capacitados para lograr una gestión efectiva durante el periodo especial de Gobierno de 18 meses.

El mismo Presidente de la República ha mencionado en repetidas ocasiones las dificultades que ha enfrentado al intentar formar su Gabinete de ministros. Ha explicado que muchos ciudadanos capacitados han rechazado cargos públicos debido a las implicaciones y exposición que esto implica para ellos y sus familias, entre otras razones.

Un elemento fundamental a considerar es la crisis de los partidos y la falta de liderazgos políticos en Ecuador. A excepción de González, todos los candidatos son invitados no militantes en las organizaciones políticas, lo cual genera una falta de conexión con los principios ideológicos de los partidos a nivel nacional. En circunstancias normales y con un sistema de formación política más sólido, quienes dirijan las principales Carteras deberían surgir de las propias organizaciones, que se supone que han respaldado el proyecto presidencial.

Un ejemplo destacado de transparencia es el sistema parlamentario en Reino Unido, donde los principales partidos anuncian a los miembros de su ‘gabinete en la sombra’ antes de las elecciones generales. Los líderes de la oposición designan a sus representantes para los diferentes ministerios, lo que les permite presentar a los votantes una alternativa completa. En países como Estados Unidos, Francia y Alemania, los candidatos presidenciales también suelen mencionar a posibles ministros antes de las elecciones. Naturalmente, una práctica no obligatoria y que puede variar en cada elección.

Según el artículo 97 de la Ley Electoral, todos los candidatos a la Presidencia deben presentar un plan de trabajo que incluya, al menos, un diagnóstico de la situación actual, objetivos generales y específicos, un plan de trabajo plurianual acorde a su aspiración y detalles de las propuestas y estrategias a implementar si resultan elegidos. El plan también podría incluir una lista mínima de posibles perfiles para liderar las principales Carteras de Estado. Esto proporcionaría a los votantes una visión más clara del equipo gubernamental propuesto y de la coherencia con las ideas que se pretende implementar.

En este momento, con el proceso electoral en curso, es fundamental que los líderes de opinión y los medios de comunicación insten a los candidatos a revelar los nombres de potenciales miembros de su equipo de trabajo. Es importante conocer quiénes son estos hombres y mujeres, expertos en diversas áreas, que serán pilares para el cumplimiento de las promesas de campaña. Finalmente, información valiosa que permitirá demostrar que no se trata de perfiles o egos individuales, sino de líderes que han planificado acciones desde el primer día, después de recibir formalmente la banda presidencial.