lunes, diciembre 6, 2021
Editorial Columnistas Nacionales Feliz cumpleaños, Mijaíl

Feliz cumpleaños, Mijaíl

Pablo Escandón Montenegro

Precisamente hoy son 126 años del natalicio de uno de los más sólidos estudiosos de la literatura, el lenguaje y la cultura. El ruso Mijaíl Bajtín, a quien le debemos trabajos sobre la cultura popular en la Edad Media, sobre la teoría de la novela y sobre la filosofía del lenguaje, es, sin duda, un adelantado a su tiempo sobre la transformación del lenguaje y la narrativa.

Filósofo y Filólogo, Bajtín ejerció la docencia y fue editor de publicaciones sobre literatura y estudios lingüísticos. Su contacto con los estructuralistas ayudó a configurar su propuesta metodológica y teórica sobre la novela y su dialogismo, que luego decantaría en la polifonía.

Estos preceptos son fundacionales para los estudios futuros sobre narratología y construcción del relato, pero entre sus obras, quizá, la que más trasciende es el estudio sobre la Edad Media a partir del análisis de la obra Gargantúa y Pantagruel, de Rabelais, en donde la ficción carnavalesca y bufa configuran la estética de la novela.

Con este estudio sobre la Edad Media y el Renacimiento, los siguientes estudiosos culturales y de estética, consolidan, de mala manera, como lo vemos hoy en día, la división de la alta y la baja cultura, pues para el estudioso ruso, en la obra de Rabelais hay dos niveles culturales, el alto y el bajo, dedicados al pensamiento y a lo carnal, por lo tanto, de allí en adelante, lo popular es considerado como bajo por estar más cercano a los mundano y del goce, mientras que lo elevado tiene que ver con el pensamiento, pero muchos lo asociaron con el refinamiento del Renacimiento.

La novela, como producto cultural y estético, es alto y bajo, por ello, el propio Eco ya zanjó estas diferencias y lo vinculó con el carácter del ser humano y la configuración de los personajes, como bien lo anotó Forster cuando se refirió a la creación de caracteres literarios que tienen que ser más cercanos a lo que son las personas, al hablar de personajes planos y redondos.

Pero el dialogismo de la novela y la polifonía son los términos acuñados por Mijaíl, que aún perviven y no han sido superados, pues incluso en las narrativas digitales, lo que se aspira con las experiencias interactivas es que todos los personajes actúen y aporten de igual manera al relato.

Es así como Bajtín, bien podría ser nombrado como uno de los inventores teóricos del hipertexto digital y su interacción en interfaces inmersivas, donde lo alto y lo bajo se expresa en la construcción de mundos como los videojuegos.

Feliz cumpleaños, Mijaíl, donde quiera que estés, disfrutando de los excesos rabelesianos o bien que estés queriendo llegar a los altares ortodoxos de tu práctica religiosa.

Más columnistas

La Hora TV