domingo, diciembre 5, 2021
Editorial Columnistas Nacionales Conjura: ‘Correa-Nebot-Iza’

Conjura: ‘Correa-Nebot-Iza’

Kléber Mantilla Cisneros

Un entendimiento extraño y secreto entre aventureros políticos se produce cuando el objetivo común es derribar un gobierno y trastocar los poderes establecidos. En la historia, un episodio que coincide con el Ecuador actual podría ser la Conspiración de los Iguales de 1794. Una reacción vinculada al fracaso del comunismo durante el ocaso de la Revolución Francesa. Conjura que unió lo más antagónico de un pasado, ocultó a los mal-acomodados de ciudad y campo, delineó ‘la dicha común’ en oposición a la propiedad privada; se aprovechó de una crisis de subsistencia y de las luchas populares, forjó comités de insurrectos y terminó con la autocrítica de las masas.

El presidente Guillermo Lasso le dijo al periodista Carlos Vera que la “conspiración comienza con Correa, continúa con Nebot y le sigue Iza”. Pues, el correísmo sin Correa se extingue como en tiempos jacobinos las cortes de monarcas. En 14 años de “robolución” ni la “dicha ni la igualdad de goces” de los franceses. Ese socialismo fascistoide petrificado en cárceles sanguinarias por sus acuerdos con el crimen organizado. El “político corrupto” que busca decidir para “dónde van los patrimonios familiares”, cual (des) “igualdad perfecta” como el castigo a los Paraísos Fiscales que no limitan la riqueza sino que la suprimen o la desvanecen.

Luego, Jaime Nebot que le atina. No hay tal gratitud ideológica ni triunviratos amañados sino más bien una virulenta incapacidad para resolver la crisis carcelaria. Un alcalde con casi 19 años de enfado. Él, firme representante de la derecha conservadora guayaquileña; él, gestor de marchas multitudinarias, soñador de una consulta popular de fantasía. Pero, con personalidad tétrica y el parecido a la responsabilidad del represivo Maximilien Robespierre. “El terror no es más que la justicia rápida, severa e inflexible”, decían en París. Un símil al pedido de liberalización al uso de armas en Guayaquil.

El movimiento agrario de la ‘Picardía’ es originario de los campesinos franceses. No de los indígenas panzaleos del Cotopaxi. Capítulo ausente del libro “Estallido” de Leonidas Iza, aquel relato de las protestas de octubre de 2019 con muertos, heridos y secuestros. La destrucción de mi Quito amado y la reedición de los precios de los combustibles este año. Con aquella trama de “la violencia social producto de la dominante”. En fin, antes de tararear la conjura lassista y la anhelada Muerte Cruzada, sí cabe releer el final de la revolución francesa de 1799 y el golpe de Estado de Napoleón Bonaparte.

klebermantilla@yahoo.es
@kleber.mantilla

Artículo anteriorDéjense de villanías
Artículo siguienteMuerte cruzada

Más columnistas

La Hora TV