Proliferación de candidatos

En ningún país civilizado, en pleno siglo XXI, proliferan decenas de candidatos, tanto presidenciales como para otras dignidades de elección popular. Este fenómeno se da porque, errónea e injustamente, el gobierno asigna una cierta cantidad de dinero para su publicidad, lo que motiva a los políticos y ambiciosos a inscribir sus candidaturas, aunque no tengan la más remota posibilidad de triunfo. Son tantos los candidatos que, faltando muy poco tiempo para esta convocatoria, la mayoría de ecuatorianos no hemos tenido la oportunidad de conocerlos o analizar sus millonarias, utópicas y a veces risibles propuestas. Los debates se han convertido en un circo barato.

Sería prudente que el CNE postergue la fecha de elecciones, tanto para evitar un mayor número de contagios por el Covid-19, como para que los sufragantes podamos conocer un poco mejor a los candidatos y analizar sus propuestas.

Fabiola Carrera Alemán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.