sábado, enero 22, 2022

Borregos

Matías Dávila

Titulé esta nota así porque en un país donde todo termina siendo -directa o indirectamente- culpa de Correa, podía tener más posibilidades de ser leída si le aplicaba un ‘toquecito’ de marketing.

Hace una semana vi la película ‘Matrix’. Muchos utilizamos esta palabra en nuestro argot cotidiano para referirnos a “la punta del iceberg”, lo que podemos ver; dejando claro que hay una verdad que está ahí pero que no se muestra con facilidad. La Matrix es ese maravilloso estado de bienestar que se nos trata de meter a la fuerza, que se nos quiere vender a patadas para convencernos de que todo es color de rosa si se vota por tal candidato, si se piensa de tal manera o si se consume tales o cuales productos. Poco importa lo que pase después: si el candidato, la ideología o el consumo nos generan algún tipo de daño, malestar o hastío, la culpa siempre va a ser nuestra, porque el resto -según nos lo promueven en la ‘posventa’- lo está pasando de maravilla.

En esta Matrix todo tiene que ser monetizado. Si tu me das un almuerzo, yo estoy obligado a darte otro de igual o menor valor (porque además ahí estaría demostrando que soy ‘pilas’ y eso es apreciado). Si me haces un favor, yo debo devolverte otro parecido. Si el regalo que te doy cuesta más es porque “importas más”.

Los poderes económicos nos llenan la cabeza de estupideces: egoísmo y miedo, principalmente. Yo ‘debo’ tener un buen auto porque ‘como te ven te tratan’. ‘Debo’ estudiar una maestría así no aprenda nada. ‘Debo’ hacer lo que hace el resto para que no me hagan ‘bulin’. Debo, debo, debo…

Nos queremos convencer de ser ‘holísticos’. Decimos: “A mi no me importa qué estudie mi hijo, con tal de que sea feliz”. ¿Tú eres feliz? ¿Tú hiciste lo que soñaste? ¿Tienes un cúmulo de metas que hayas conseguido como para servirle de ejemplo a tu hijo? Seguramente no. Posiblemente haces lo que haces porque ‘tocó’, o porque tu tío te consiguió el ‘camellito’ hace años y ya te quedaste ahí. ¿Cómo hacemos para que los que vienen atrás no sean borregos, si nosotros somos parte activa del redil?

azulcasisiempre@gmail.com

@matiasdavilau

Más columnistas

La Hora TV