Ángela Merkel y su legado

La alegría por gobernar y el Big Data en sus políticas pragmáticas sellaron los 16 años de gobierno de Ángela Merkel (Hamburgo, 1954). Estudió física en la Universidad de Leipzing y fue profesora de latín e inglés. Colaboró como científica en el Instituto Central de la Química de la Academia de las Ciencias de la desaparecida República Democrática Alemana (RDA). Consiguió su doctorado en química cuántica en la Academia de Berlín.  Las restricciones del socialismo real de la RDA la sofocaron; así lo manifestó en el 30.º aniversario de la reunificación alemana.

Se inició en la política con la caída del Muro de Berlín —1989—, y se afilió a la Juventud Libre Alemana. Solo por 9 días no igualó en el poder a su antecesor Helmut Kohl, quien se vio salpicado por mal manejo de fondos en su partido. Fue nombrada ministra de la Juventud y la Mujer y de Medio Ambiente y Seguridad Nuclear. Conocida como la canciller teflón, se retira sin apoyar al candidato Armin Laschet de su partido democratacristiano ante el avance de la ultraderecha.

Le suceden los socialdemócratas, verdes y los liberales. La exitosa labor por la vacunación del COVID-19 la hizo brillar en Europa. Dejó la disposición del confinamiento a los reacios a la vacuna. Uno de los presidentes estadounidense Barak Obama la considera: ‘fiable, honesta, intelectualmente precisa y una bella persona’. Una de las críticas de su larga permanencia es que no logró fortalecer el género como baluarte social. En la actualidad, en el parlamento ha disminuido la representación femenina de -32.5 a 30.7-. Por la catástrofe nuclear en Fukushima (Japón) en 2011 inició su alejamiento de la energía nuclear en Alemania.

Su mano abierta (2015) a la migración iraquí y siria y su influencia en Europa es otro de sus galardones como gobernante. Sin un discurso populista ni apasionado y sin temor en la opinión pública: “Lo lograremos”; invocó a los “valores cristianos”, quedó latente la carga emocional de un país con el estigma del Holocausto. Su salida del poder fue limpia, sin corrupción, tan distinta a lo sucedido en gobiernos ecuatorianos.

mayra-aguirre2011@hotmail.com

@mfaguirre2