lunes, diciembre 6, 2021

Ama shwa

Fabián Cueva Jiménez

Incorporados a la Constitución, en el título de los Derechos, tres sabios principios andinos se transformaron en Deberes y Responsabilidades, de cumplimiento obligatorio para todos.

El Ama Shwa: no robar (art. 83) de pronto fue desmoronado por una “fresca” asambleísta, que trajo en su  “mensaje-recomendación” el tema persistente: la corrupción. Increíble, dijo: “Si roban, roben bien…”.

Aparecieron los “salvadores” y los opositores, los dos para obscurecer más la política ecuatoriana. Pero, también, los que con seriedad, perciben la aparición de distorsiones o debilidades cognitivas en un cuerpo colegiado como el de la Asamblea.

El hecho, ocurrido en una reunión pública, no es como algunos lo describen: un lapsus linguae o el error que se comete al hablar, tampoco un ex abrupto (palabras separadas) que se salió fuera de tono inesperadamente y peor “ las declaraciones  fueron sacadas del contexto”.

La asambleísta, con seguridad, no está sufriendo un deterioro cognitivo. No creo haya perdido la memoria, ni la atención para procesar la información. No padece de amnesia o demencia. Es joven, trilingüe, pero su situación emocional la llevó a tergiversar conceptos.

El no poder organizar su trabajo frente a sus seguidores en su alocución, el llevarlos a la confusión y trasladarlos a que repitan consignas políticas fuera del tema: “el pueblo unido…”, son producto también de debilidades pedagógicas.

Seguramente en el subconsciente personal y colectivo aparecieron y se mezclaron, luego de tanta frustración, los anuncios mentirosos que nos repetían “Todo nos pueden robar, menos la esperanza”, y ellos mismos, nos robaron todo y no devolvieron nada.

Cuando se trata de sancionar  a las personas que cometen delitos, la investigación gira hacia actores intelectuales y materiales. En este caso, el incitar al robo también lo es.

Los ciudadanos exhortamos a que la asambleísta se retire. Nada harán, ni Comisión de Ética, ni su partido político. Evítenos una terapia cognitiva colectiva. Obre con sensatez; no creo la haya perdido.

Más columnistas

La Hora TV