martes, enero 18, 2022

Al bien hacer

Fabián Cueva Jiménez

Galardones áureos y plateados para el Ecuador en este 2021 no han sido esquivos: deporte,   tecnología y ahora, uno no cotidiano, de valor y significancia.

Llegó a través de un mensaje. Para imaginarlo e interpretarlo: en el perfil  de un rostro humano, impregnadas fotografías de personajes notables del mundo que parten hacia el infinito azul cual constelación de estrellas. Son 50 maestros notables del mundo, seleccionados dentro de un evento internacional: Global Teacher Prize, Fundación Varkey, del que saldrá el mejor.

Diego Caiza, ecuatoriano, 25 años de docencia, director de una escuela fiscal de Quito, es uno de ellos, recibió la nominación entre la incredulidad y la emoción, con complacencia y  responsabilidad. Él es el primer profesor ecuatoriano que llega a esas instancias para representarnos  en una lid, no política no ideológica, que sólo dignifica a la mejor profesión del mundo.

Entre sus méritos, no sólo está la presentación del importante proyecto STEAM, para elevar la calidad de la educación. Está  también el ser un profesional crítico, conocedor de los problemas del Ecuador. Dice: falta planificación y presupuesto, el currículo es  descontextualizado, se estimula el facilismo, los maestros no están actualizados y son desvalorizados.

Además, es un maestro de nobles sentimientos: “De ganar el premio, crearé una fundación”; y también certero: “Es necesario iniciar el desarrollo de la imaginación, creatividad, innovación, pensamiento lógico y crítico desde los 6 años”.

Espera que autoridades convoquen a valiosos maestros de aula para que brinden aportes significativos, solicita suficientes herramientas tecnológicas e internet, y que además, organismos oficiales pertinentes y universidades implementen una formación y capacitación permanente según la realidad y el tiempo.

Esperamos  en diciembre embriagarnos de orgullo con Diego, aunque ya el corazón del maestro fiscal debe estar  lleno con la gratitud de sus alumnos, y porque, como  Miguel de Cervantes dice: “Al bien hacer, jamás le faltará un premio”.

Más columnistas

La Hora TV