¿Ecuador provocará un Efecto Dominó en la Región?

    FABRICIO GUERRERO
    FABRICIO GUERRERO

    Después de 14 años el Ecuador rechaza al Correísmo representado por el candidato de izquierda Andrés Arauz. El candidato opositor desde el 2013 Guillermo Lasso sale victorioso como el candidato de la derecha conservadora. No obstante, con una izquierda y derecha radical en las elecciones presidenciales chilenas en noviembre y la segunda vuelta en Perú en junio ¿La victoria de Lasso ayudará a inclinar la balanza del continente a la derecha?

    Para empezar, hay que remover la idea de que se trata de una lucha entre ideologías como si estuviésemos hablando de la guerra fría. Hace un par de años se especulaba que la región se inclinaría hacia la derecha por que se veía la victoria de Macri como oposición en Argentina, a Evo Morales siendo derrotado en el referéndum y a Piñera como una toma de aire fresco para la política chilena. Sin embargo, el Kirchnerismo volvió, Manuel López Obrador ganó en México y actualmente en las elecciones peruanas Pedro Castillo (que representa a la izquierda radical) se encuentra liderando la segunda vuelta contra Keiko Fujimori.

    La región va sin timón en un rumbo político indefinido entre este va y viene ideológico debido a la falta de representatividad de los gobiernos. Actualmente el descontento se convierte en voto contra el gobierno de turno sin importar su ideología. Por lo tanto, el panorama de Chile resulta complejo al ver que las últimas tres décadas las elecciones estuvieron caracterizadas por dicha lucha. Aparte de las nuevas reformas constitucionales, las garantías de paridad de género y la creación de nuevos partidos, el detalle fundamental en estas elecciones se encuentra en que el gobierno no posee un candidato que lo represente.

    Distanciándose del caso peruano y ecuatoriano, el chileno no tiene un candidato del gobierno que rechazar. Entre varios caudillos como lo fueron Chávez, Correa y Morales, el caso chileno se diferencia al no haber un heredero por parte de Piñera a pesar ser un personaje tan dominante durante años en el escenario político tal y como los antes mencionados.

    Ya sea positivo o no, es poco probable que la victoria de Guillermo Lasso en Ecuador provoque un efecto dominó que en la región. Aun así, a final del año podremos ver como se ha inclinado la balanza ideológica de la región con los resultados de las elecciones peruanas y chilenas.