Dos versiones en torno a la muerte de Adonis

35

La Fiscalía será la responsable de esclarecer los hechos. Familiares colocan denuncia.

 

Redacción Quevedo

Durante una rueda de prensa dirigida por Mauricio León, Jefe del Distrito de Policía Buena Fe-Valencia, se brindaron detalles que giran en torno a la muerte de Adonis R. de 16 años de edad, quien la noche del pasado domingo habría perdido la vida a bordo de una motocicleta, tras una persecución policial, desatando una ola de disturbios que perturbaron la paz de la ciudad por varias horas.

En ese sentido, el Jefe Distrital de Policía, sostuvo el buen actuar de los oficiales, argumentando que “ellos solamente cumplieron con su trabajo”, al iniciar una persecución luego de dar indicaciones de detener la motocicleta, las cuales habrían sido ignoradas por el hoy occiso.

De igual forma se pronunció ante los señalamientos emitidos por la opinión pública, mediante el uso de redes sociales, donde se manifiesta una supuesta implantación del arma al divulgarse dos fotografías diferentes. Ante lo cual indicó que existe una sola arma procesada como presunta evidencia, y que la otra foto que circula en redes sociales corresponde a la difusión de información sin el debido sustento.

Asimismo, explicó que el deceso del menor fue consecuencia de un “accidente de tránsito”, puesto que “en su desespero al ser perseguido por efectivos policiales, perdió el control de la motocicleta y chocó contra la acera, y posteriormente se impactó contra el muro de una vivienda, causándole la muerte”.

 

 

Contraparte

Por otra parte, los familiares continúan argumentando que Adonis no portaba arma alguna, por lo que indicaron haber interpuesto una denuncia en la Fiscalía, a fin de que se realicen todas las investigaciones necesarias para esclarecer el suceso.

Sostienen que testigos presenciales les relataron que la pérdida de equilibrio fue consecuencia de una embestida, propinada por la pierna de un uniformado, al chasis de la motocicleta.

Jacinta Ganchoso, madre de Adonis, asegura que se comete una injusticia, por lo que insistirá hasta demostrar la inocencia de su hijo fallecido. (JTE)