Divorcio de pareja

    Por: Mesías Mestanza

    95

    Se está desintegrando la familia, no solamente por efecto de la pandemia, sino también por el divorcio, que trae consigo, más consecuencias negativas que positivas.

    El legislador ha contribuido a ello; tal es así que con fecha 26 de junio de 2019 dicta una reforma al Código Orgánico General de Procesos, dándoles facultades extraordinarias a los notarios para tramitar el divorcio por mutuo consentimiento y terminación de la unión de hecho en los casos en que no existan hijos menores de edad o bajo su dependencia; también, en el caso de existir aquellos, siempre y cuando se haya arreglado previamente su situación en relación a tenencia, visitas y alimentos por medio de acta de mediación o resolución judicial. Siendo así, en cumplimiento de la propia ley, una pareja puede divorciarse en un día.

    No había querido comentar este tema tan delicado, sin embargo, considero que es necesario y para ello hago referencia a ciertos defensores de esta institución, quienes sostienen que el divorcio soluciona situaciones difíciles de pareja, pero nada dicen de los problemas que causan a los hijos, a saber: depresión, tristeza, desequilibrio psicológico, ansiedad, infelicidad, bajo rendimiento educativo, mal carácter, cambio de temperamento, pérdida de personalidad; crecerán con dudas para contraer matrimonio; en fin, me faltaría espacio para describir las condiciones negativas que se originan en el divorcio o ruptura de relaciones conyugales y de familia.

    Por consensual que sea la terminación del vínculo matrimonial, es un golpe duro tanto para la pareja como para sus hijos, los cuales en muchos casos pasan a formar parte de grupos de la calle, cuyas consecuencias ya podemos avizorar.

    Antes de divorciarse, la pareja debería agotar todos los medios posibles de diálogo para determinar los pros y los contras de la situación, así como concurrir al psicólogo en busca de orientación. Considero que el divorcio es una instancia sumamente dolorosa para la familia, donde se han perdido las esperanzas y sueños depositados en la pareja.

    mesiasmestanza@yahoo.es