Despenalizaron el aborto

    Por: Mesías Mestanza Solano

    Sucintamente recordemos que el aborto es la expulsión violenta, temprana y anticipada del embrión, feto o criatura, cuyas razones en unos casos son legales, en la mayoría no, pero siempre atentarán contra la vida de un ser en formación, quien soportará las consecuencias que pueda producir el pinchazo o la succión con dispositivos electrónicos o manuales, que necesariamente ocasionarán restos placentarios, hemorragias, agrandamiento y deformación del útero en la madre.

    La Corte Constitucional acaba de dictar una sentencia en el sentido de que no será punible el aborto, cuando el embarazo sea producto de violación, para lo cual se necesita sencillamente una denuncia, una declaración juramentada de la ofendida y un examen médico legal que concluya que se ha producido la violación.
    El Artículo 45 de la Constitución nos dice que el Estado reconocerá y garantizará la vida, incluido el cuidado y protección desde la concepción. Hemos de entender que esta disposición constitucional quedó corta para la que se incluirá en el COIP, que avalará la muerte del nascituros por aborto.

    Grupos feministas sostienen que el aborto es un paso adelante en la igualdad de género; que la interrupción voluntaria del embarazo es parte integrante de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y defienden que se trata de una cuestión de derechos humanos y salud pública; que con su cuerpo ellas pueden y deben decidir…así será… pero con el cuerpo de quien está en formación, no y mil veces no, porque además la vida la administra un Ser Supremo. ¿Acaso en las mañanas no estamos agradeciendo por un día más de vida?, o es que hablamos de memoria no más. ¿Será el aborto una solución para las niñas y adolescentes, aún que vaya en contra de un indefenso?… conteste amigo lector.

    La Corte Constitucional tiene la obligación de respetar y hacer que se respete la Constitución. La vida del nasciturus no tuvo defensa alguna. Ahora, cualquier relación sexual consentida aparecerá como violación, legitimando el aborto.

    mesiasmestanza@yahoo.es