Despedida

    Patricio Durán

    Desde hace varios años he tenido el honor de ser columnista de Diario La Hora. Contar con un espacio mediático donde expresar mi pensamiento es un privilegio inmenso que valoro mucho. Durante este tiempo nunca he recibido la más mínima “sugerencia” sobre el contenido de mis artículos por parte de la dirección del Diario.

    Tener el pendiente semanal de escribir la columna, sin importar donde me encuentro ni el tiempo del que disponga ha sido a veces una presión abrumadora, pero en general gratificante.

    Escoger semanalmente el tema sobre el cual voy a escribir es una rutina que nunca se vuelve tediosa porque en el Ecuador las sorpresas tienen las características de ser cotidianas y uno nunca deja de asombrase de lo inusitado que es nuestra realidad, especialmente la política.

    Refiero todo esto porque hoy escribo el último artículo de este ciclo de mi vida. He aceptado la responsabilidad de ser parte del Gobierno del Excelentísimo Presidente de la República Guillermo Lasso, en el cargo de Coordinador Zonal 3 del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), por una gentil invitación de la ministra Mae Montaño.

    Considero que el servicio a la patria es una de las más nobles actividades del ser humano cuando se lo hace de manera responsable, sin caer en la demagogia, en la politiquería, menos aún en la corrupción a la que, lamentablemente, nos han acostumbrado ciertos políticos. Este tema envuelve una problemática profunda que requiere empezar a transitar caminos de soluciones de fondo, considerando que el MIES es la cara humana del Gobierno.

    Agradezco a los lectores, directivos y empleados de Diario La Hora por su apoyo y fina atención que me han prodigado en todos estos años. Quizás más adelante nos volvamos a encontrar en este mismo espacio “porque arrieros somos y en el camino nos encontramos”.