Demócratas inician pedido de juicio político a Trump

    64
    Polémica. Trump, a pocos días de dejar la presidencia, afronta un nuevo ‘impeachment’.

    A ocho días del fin del mandato, el cargo de “incitación” a la violencia es una señal de fuerza; se intenta inhabilitarlo.

    Redacción WASHINGTON

    La oposición demócrata en la Cámara de Representantes de EE.UU. inició ayer el proceso para un segundo juicio político al presidente saliente, Donald Trump, al presentar formalmente el cargo de “incitar una insurrección” por su responsabilidad en el asalto al Capitolio.

    El proceso allana el camino a una votación en el pleno de la Cámara de Representantes que “podría llegar este miércoles”, dijo el congresista demócrata Dan Kildee, uno de los patrocinadores de la resolución, a la cadena CNN.

    La resolución, añadida a la agenda de la Cámara Baja, cuenta ya con 210 patrocinadores, lo que prácticamente garantiza que Trump será formalmente acusado de ese cargo político cuando el pleno vote.

    ¿Qué vendría después?

    La acusación formal en la Cámara Baja obligaría al Senado a iniciar un segundo juicio político contra Trump, tras el celebrado hace un año por sus presiones a Ucrania, pero la Cámara Alta no tiene previsto retomar su actividad hasta el 19 de enero, un día antes de que el presidente electo, Joe Biden, inaugure su mandato.

    Los demócratas consideran aún así necesario someter a ese proceso a Trump por su responsabilidad en el asalto al Capitolio, y aunque no podrán destituirle, han incluido en la resolución otra consecuencia que sí le afectaría: su inhabilitación para ocupar futuros cargos políticos.

    Antes de votar en el pleno sobre el juicio político (‘impeachment’, en inglés), los demócratas quieren dar una última oportunidad al vicepresidente saliente, Mike Pence, para que intente destituir a Trump según el proceso establecido en la Enmienda 25 de la Constitución.

    218 representantes se requieren para asegurar la acusación; los demócratas controlan 222 escaños.
    ‘Impeachment’: es la palabra utilizada en inglés para el ‘juicio político’.
    Seguidores del presidente de EE.UU., Donald Trump, irrumpen en el Capitolio, sede del Congreso estadounidense, en Washington, el 6 de enero de 2021. EFE/Will Oliver

    El FBI espera más disturbios

    El Buró Federal de Investigaciones (FBI) alertó en un boletín interno sobre la amenaza de “protestas armadas” en todo EE.UU. desde el sábado, de un “levantamiento” a nivel nacional y de un nuevo intento de asalto al Capitolio desde el domingo y hasta en la toma de posesión del demócrata Joe Biden como nuevo presidente.

    La circular detalla “información sobre un grupo armado que tiene la intención de viajar a Washington DC el 16 de enero. Han advertido que si el Congreso intenta sacar al presidente (Trump) por la vía de Enmienda 25 ocurrirá un gran levantamiento”.

    EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

    ‘Big Tech’ alineados contra Trump

    Apple y Amazon se sumaron a Google hasta ayer y vetaron a la red social Parler, muy popular recientemente entre conservadores y extrema derecha de EE.UU., ante su negativa a regular contenidos que incitan a la violencia.

    La red social creció en los últimos meses, al convertirse en refugio de contenidos que incumplen las normas contra el discurso de odio y la violencia de plataformas como Twitter o Facebook.

    La acción también llega después de que tanto Twitter como Facebook hayan suspendido indefinidamente las cuentas del presidente Donald Trump.