Minería: Habitantes de Palo Quemado están divididos

FEB, 19, 2020 |

La resolución emitida por el Gobierno Nacional para el inicio de actividades de perforación en el proyecto minero La Plata, en Sigchos, genera preocupación en las autoridades de la localidad. Demandan una intervención de los asambleístas de la provincia en este tema.

Rosa Masapanta, presidenta del GAD Parroquial de Palo Quemado, manifestó que hay varios grupos, uno que se resiste a este proceso y que lucha contra cualquier forma de explotación minera, otro que ve con buenos ojos el inicio de estas actividades porque es una fuente de trabajo y la oportunidad de desarrollo para el sector; y el otro que se mantiene hermético, ni a favor , ni en contra y prefieren mantenerse al margen porque en cualquier momento puede requerir trabajo y en esta actividad lo pueden tener.

Masapanta destacó que esto no sucede en la parroquia Las Pampas, donde todos sus habitantes han expresado su rechazo a esta actividad. 

En cuanto a la inversión que habría hecho la empresa minera en la zona, que alcanzaría los 233.000 dólares, explicó que no hay obras palpables que den cuenta de esto. Y, tampoco fueron socializados, en 2002 conocieron algo del proyecto y nada más.

Aseguró que esta concesión minera intercepta al bosque protector Los Ilinizas, por lo que presentaron una documentación en el Ministerio del Ambiente, solicitando el archivo de este proceso, pero aún no han recibido una respuesta. Además, hay centros poblados cerca al lugar de intervención y eso también sería un impedimento para desarrollar la actividad.

La Presidenta del GAD Parroquial dijo que también esperan la intervención de los asambleístas de Cotopaxi.

De su parte, el prefecto de Cotopaxi, Jorge Guamán, dijo que ha convocado a una reunión a las autoridades parroquiales y cantonales de Sigchos y Pangua, que son los cantones que se verían afectados con la actividad minera y que espera la organización de las autoridades y de la población para dar paso al encuentro.

Sobre el criterio del Gobierno Nacional, de que la afectación a la naturaleza es mínima con esta actividad, Guamán dijo que todavía no se puede conocer eso porque no habido una experiencia anterior, pero de lo que quedó de las minas de Macuchi, sí se puede decir que existieron efectos nefastos para la naturaleza y que todavía trabajan en un plan de contingencia para rehabilitar esas zonas.

Destacó que la minería y la actividad petrolera en pocos años más terminarán y la población debe pensar en otras formas de generar recursos, en formas amigables con la naturaleza y con el planeta sin afectar a nadie. (VHG)