El aborto

SEP, 24, 2019 | 00:05 - Por RODRIGO SANTILLAN PERALBO

Rodrigo Santillán Peralbo

El art. 66, numeral 9 de la Constitución garantiza “el derecho a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad, y su vida y orientación sexual. El Estado promoverá el acceso a los medios necesarios para que estas decisiones se den en condiciones seguras”. El numeral 10 garantiza “el derecho a tomar decisiones libres, responsables e informadas sobre su salud y vida reproductiva y a decidir cuándo y cuantas hijas e hijos tener”. 

Son derechos y libertades para todos y todas, vigencia real de los derechos sexuales y reproductivos, pero los asambleístas burlaron la Constitución al votar en contra de la despenalización del aborto en casos de violación, con lo que agreden a las víctimas y protegen a los violadores. Si no habría tanto cavernícola, el Ecuador hubiese dado un paso adelante en su historia de desarrollo de derechos, garantías y libertades.

Las estadísticas disponibles demuestran que el aborto es alto. Sin embargo, se ha impuesto una doble moral porque se lo practica y se lo condena. Los abortos se realizan en condiciones clandestinas, y casi nunca en lugares seguros o con garantías médicas. Esta práctica afecta, sobre todo, a mujeres pobres que, en ocasiones son encarceladas; es decir doble violencia: violencia contra la mujer por parte del violador y violencia del Estado con el uso de la justicia. Existen inequidades sociales y pauperrismo económico.  

Por ahora han triunfado las presiones de la iglesia católica, protestante y de organizaciones sociales conservadoras. ¿Pero qué hacen los arzobispos, obispos y sacerdotes cuando el violador es un cura o un pastor evangélico?  El presidente Moreno tiene una oportunidad histórica para proteger a la mujer y sus derechos, si decide vetar esa parte de las reformas al COIP. 


rodsantillanp@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

rsantillan@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Daños al ambiente

| Cuando se prende fuego a las llantas, cauchos, plásticos, durante las acciones de protesta, se genera la emanación de una mezcla visible de gases altamente contaminantes

El paro nacional, efectos mediáticos

| El paro nacional de octubre de 2019 pasa a la historia nacional, tal vez, como el levantamiento más violento registrado. Desde el retorno a la Democracia (1979) después de un largo período de inestabilidad y dictaduras militares, hemos sido actores o testigos de paros provinciales y nacionales, pero ninguno como el último.

Un antes y un después a considerar

00:15 | | Es evidente la necesidad que tiene el Gobierno de construir una reforma tributaria, que no  caldee demasiado los ánimos.

Decepción y vergüenza

00:10 | | Me uno al coro de desilusionados surgidos a raíz de los amargos acontecimientos de los días pasados. Siento decepción y vergüenza por el conjunto de autoridades que no supieron proteger a la mayoría de ecuatorianos de los ataques de minorías delincuenciales. 

Bandera blanca…

00:05 | | Bastante se compartió sobre los 11 días del paro nacional en Ecuador.