Jóvenes con dudas por las elecciones

MAR, 21, 2019 |

Elecciones. Los votos de los adolescentes son iguales a los de cualquier ciudadano.

Los adolescentes entre 16 y 18 años, pueden ejercer el voto facultativo, lo que quiere decir que no es obligatorio y hace que muchos de ellos opten por no votar y muchos otros lo hacen bajo la influencia de sus padres

“Es como elegir entre zika, dengue o chikungunya, sin el animo de ofender a nadie”, expresó Emilio Ponce, estudiante de segundo año de bachillerato comparando  a los candidatos con estas terribles enfermedades.

Emilio comentó que esta es la primera vez que podrá ejercer el voto; sin embargo, aún no se siente preparado para esto, “creó que no sé lo suficiente de las personalidades que están para la alcaldía, concejalía y prefectura”.

El joven comentó que no conoce sobre la elección de los candidatos al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, “son muchas cosas importantes que decidir, por eso voy a esperar a tener más conciencia para votar”.

Por su parte Juan Carlos Zapata, estudiante de tercer año de bachillerato, comentó que sí va a ejercer el derecho al voto pero aún no tiene claro cuál será el candidato por el que votará, “antes de elegir se debe conocer si esta persona ha llevado una vida intachable y en caso de la reelección cuál ha sido el papel que ha desarrollado, para lo que he escuchado varios comentarios de mis padres y mis tíos”.

 Para Zapata estas elecciones son complicadas ya que al ser de las autoridades locales los candidatos deben conocer más la realidad que se vive en las calles, “yo creo que lo primordial es la seguridad, la recolección de basura, el cuidado a los animales callejeros y la vialidad”.

Janela Cóndor de 20 años, comentó que como requisito principal las autoridades deberían ser honrados ya que van a manejar mucho dinero y  cumplir las promesas de campaña, “hay muchos que prometen espacios para los jóvenes pero nunca nos cumplen”.

Para Cóndor,  se debería cambiar la mentalidad de los electores jóvenes, “cuando estas en el colegio crees en promesas que hacen directamente para ti y no son reales, cuando nos deberíamos preocupar qué de verdad le hace falta a la ciudad para ser mejor”.

Rita Caiza,  de 22 años ha votado en tres elecciones y asegura que en este tiempo ha podido darse cuenta de que no existe transparencia ni legalidad en los procesos, “es una pena que se oiga que existe fraude, porque el hecho de votar quiere decir democracia y la verdad ya no da confianza el órgano que regula las elecciones”.

Según el estudio Agora realizado en 2018 los jóvenes entre 16 y 18 años han ido bajando su participación en las elecciones en los últimos años, lo que aseguran podría ser por la falta de credibilidad en los políticos, ya que en 2008 en la primera elección se tuvo una participación del 72% de los jóvenes y en las últimas elecciones del 2018 se redujo al 40%. (NA)