Peligroso cóctel

NOV, 18, 2018 | 00:14 - Por MARIANA VELASCO

Política y espectáculo no deberían mezclarse ni relacionarse pero en la práctica lo hacen. A tal punto que la primera se convierte en la segunda. Siempre quedará la duda de si es marketing, fachada, fama o apoyo real a una determinada causa. ¿Lo hacen por convicción o por imagen? Para algunos, la actividad proselitista es nueva y posicionarse en la arena electoral lleva tiempo. Serán  condenados por hablar y también por callar. Los medios hacen lo suyo.


Al reconocer que la política trae una carga negativa que va de la corrupción a la avaricia, del blindaje a la perversión sin importar de donde venga, la tentación  hizo de la suya. Deben abandonar el cómodo pedestal de admirados, queridos  y pasar al  sórdido  camino de la política  en el proceso electoral de marzo de 2019.


Hay que recordarles que, ser un personaje público obliga a estar bien informados, a saber de normativas legales, ordenanzas, reformas  polémicas,  a tener puntos de vista sobre  tal o cual acontecimiento, que cual torbellino dará vueltas en el país y hasta  en el mundo. Serán fuente recurrente de información y así como  las redes facilitan  que un discurso llegue a miles de millones de usuarios en milésimas de segundo, también permiten  ser portadoras del rechazo, humillación y críticas a niveles exponenciales. Perderán  votos, dinero y, a la larga, credibilidad.


En las coyunturas del binomio (show y política), los ánimos se ajetrean  y los impulsa a hablar, a reclamar, a posicionarse políticamente. La opinión de estas figuras será viral al convertirse en referentes del imaginario social que, por cierto, cada vez es más volátil.  El público de a pie, sabio como es, sabrá reflexionar  y decidir que ser “famoso” conlleva algo más que conseguir la mejor mesa en un restaurante.


[email protected] 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Seguimos en lo mismo

| Seguimos en lo mismo o hemos vuelto a la desconfianza permanente entre Presidente y Vicepresidente del Ecuador.

Somos el presente

| No somos el futuro, somos el presente. La Democracia Cristiana alemana lo ha entendido. Paul Ziemiak, de 33 años, líder de las juventudes de la CDU es el nuevo secretario general del partido.

La última de las utopías

00:15 | | Coincidiendo con la fecha en que la Asamblea General de la ONU adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948, ayer se celebró en todo el planeta el Día de los Derechos Humanos.

¿Mentiras de Estado?

00:10 | | Es oficial, el Estado ecuatoriano ya no apoya, si es que lo hizo en algún momento, a los familiares del equipo periodístico de El Comercio, ejecutado brutalmente por el grupo criminal liderado por el “Guacho”.

Crisis total

00:05 | | Desde la fundación de la República en 1830, este país ha soportado crisis profundas, insurrecciones, innúmeras conspiraciones y pequeños ciclos de paz.

GALERIA DE VIDEOS