Convirtieron sus terrenos en ‘aulas’ para aprender sobre fruticultura

Participantes. El 13 de abril de 2021, en un evento especial, se convirtieron en los primeros graduados de la Escuela Itinerante de Fruticultura, rubro aguacate.

El MAG y el Iniap promueven una escuela itinerante, enfocada en fortalecer capacidades productivas y comerciales de los agricultores.

Un total de 23 agricultores de la Junta de Regantes Pisque – Chamachán – Pinandro, de Pimampiro, provincia de Imbabura, son los primeros graduados de la Escuela Itinerante de Fruticultura, rubro aguacate, creada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), conjuntamente con el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), con el apoyo de la Fundación Codespa y la empresa privada.

Alberto Juma, uno de los 23 graduados, indicó que se capacitaron durante seis meses para lograr el fortalecimiento productivo y la comercialización de aguacate, para llegar a nuevos mercados. “Los conocimientos ya los estamos aplicando en nuestros cultivos y nos están dando buenos resultados”.

Proceso

Los fruticultores fortalecieron sus capacidades desde septiembre del 2020 hasta marzo de 2021, tiempo en el cual se capacitaron en manejo del cultivo, buenas prácticas agrícolas, acceso a crédito, fortalecimiento organizativo y comercialización.

La metodología aplicada fue “aprender haciendo con enfoque de economía social y solidaria”, donde los lotes de terreno de los productores fueron las ‘aulas’, con lo que se fortaleció los conocimientos.

“Es un hito en la gestión de las entidades, al promover una capacitación de acuerdo a sus necesidades, para fortalecer el proceso productivo. Los lotes fueron las aulas en este proceso que tuvo componentes teórico y práctico”, dijo Karla Tinoco, directora de la Estación Experimental Santa Catalina, del Iniap.

En los procesos de capacitación participaron especialistas del Iniap, MAG, Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), BanEcuador, Gobierno Parroquial de Pimampiro, organismos no gubernamentales, empresas privadas, y productores de aguacate.

Desde el MAG informaron que esta escuela es parte de su “política pública agropecuaria, que pretende aportar en la reactivación productiva”.

Diego Pereira, director distrital del MAG en Imbabura, afirmó que los productores graduados fortalecen sus conocimientos para un proyecto de vida, a fin de que la fruticultura genere ingresos y empleo para el desarrollo del agro en la provincia. Consideró que la producción de aguacate se constituye en un eslabón para impulsar la producción de frutas.

Con lo aprendido, explicaron desde el MAG, los productores están en capacidad de definir los aspectos básicos para implementar escuelas de campo, propagar y establecer plantas de aguacate en campo, implementar buenas prácticas agrícolas en sus granjas de aguacate, manejar las plagas y enfermedades de forma integral, realizar una adecuada cosecha y poscosecha, manejar de forma adecuada sus recursos económicos, gracias a la educación financiera, fortalecer la asociatividad con enfoque de economía social y solidaria, además de establecer modelos alternativos de comercialización.

“Adicional, el MAG junto al INIAP y la Universidad Central del Ecuador realiza la investigación denominada ‘Análisis de la cadena de comercialización del aguacate (persea americana) de la Junta de Regantes Pisque – Chamachán – Pinandro, de Pimampiro’, para definir estrategias en los procesos de venta de este producto”, agregaron.