lunes, junio 14, 2021

País Colorín colorado, el cuento en la Asamblea no ha terminado

Colorín colorado, el cuento en la Asamblea no ha terminado

La primera sesión de la nueva Asamblea Nacional terminó a medias. Sesionaron desde las 10:00, tuvieron a dos recesos y uno de ellos debía durar 30 minutos, pero se extendió por casi tres horas.

Aun así, ninguna de las bancadas concretó una alianza lo suficientemente fuerte para consolidar una mayoria y elegir al nuevo presidente del Poder Legislativo. Dicho de otra forma: no hubo consenso.

La asambleísta Pierina Correa (UNES), encargada de dirigir esta primera jornada, suspendió la sesión alegando que muchos asambleístas (no dijo cuáles) le pidieron tiempo para ampliar los diálogos entre bloques.  Finalmente, con la sala del Pleno medio vacía, suspendió la sesión pues tampoco hubo consenso respecto al tiempo del receso.

Si te lo perdiste, La Hora te cuenta 10 cosas que debes saber para entender la primera sesión del cuarto período legislativo en Ecuador, el 14 de mayo de 2021.

 

1. Tres mociones se presentaron para designar al nuevo presidente de la Asamblea y todas fueron rechazadas. Primero fue Henry Kronfle (PSC), quien casi se convierte en presidente de la Asamblea, pero le faltaron dos votos. En la reconsideración, su compañero (¿o ex compañero?) César Rhon sumó un voto más y eso que horas antes se peleó con el partido porque le bajaron la candidatura.

La segunda candidatura fue de Salvador Quishpe, de Pachakutik, pero solo recibió 45 votos. Finalmente, el bloqe de CREO propuso a Rina Campain y, junto con ella, a Quishpe (PK) y Bella Jiménez (ID) para ocupar la primera y segunda vicepresidencia, respectivamente. Ellos corrieron con misma suerte.

 

Salvador Quishpe, de Pachakutik, no consiguió la presidencia de la Asamblea.
Salvador Quishpe, de Pachakutik, no consiguió la presidencia de la Asamblea.

2. La única opción que se suponía segura al final fue la menos convincente. Públicamente, Pachakutik cabildeó con fuerza para que Salvador Quishpe (PK) sea presidente de la Asamblea y todo apuntaba a que, por primera vez en la historia, el movimiento indígena podría presidir el Poder Legislativo. Se habló de pactos, se firmaron alianzas, se denunciaron  pedidos por debajo de la mesa, etc. Al final, su candidatura también “se quemó”.

 

Henry Kronfle, del PSC, tampoco fue electo presidente de la Asamblea Nacional.
Henry Kronfle, del PSC, tampoco fue electo presidente de la Asamblea.

3. La noche del 13 de mayo, un día antes de la sesión inaugural del cuarto período legislativo, se conoció de un fuerte apoyo a la candidatura de Henry Kronfle (PSC). Las diferentes bancadas se reunieron hasta la medianoche para conseguir los votos y por un momento cambió el escenario con Kronfle a la cabeza. A un paso de la meta, el PSC tropezó con un voto y la candidatura se cayó.

 

La alianza de CREO con el PSC pasa por momentos difíciles.
La alianza de CREO con el PSC pasa por momentos difíciles.

4. Esa caída debió doler, casi tanto como el quiebre de la alianza entre Jaime Nebot, lider del PSC, y el presidente electo Guillermo Lasso (CREO). Al son de una canción de Emmanuel, todo acuerdo se derrumbó pese al trabajo en conjunto durante la campaña electoral. “Nos traicionaron”, dijeron en CREO, mientras el PSC cuadraba los votos con el correísta bloque de la UNES. Si, asimismo. Una alianza de dos opuestos de la que poco se sabe, pero que agita las redes sociales con montajes del “desliz” de Nebot con el ex presidente Rafael Correa.

 

5. La sesión plenaria fue convocada a las 10:00, comenzó a las 10:30. Se pidió un receso de 30 minutos, pero los legisladores volvieron casi tres horas más tarde. Reinstalaron la sesión, pero de nuevo se tomaron un receso porque no habían almorzado. Estaba previsto que retomen actividades a los 18:00, volvieron a las 19:00 y Pierina Correa (UNES) – que presidió la primera sesión por ser la más votada- dijo que varios asambleístas le pidieron más tiempo y considerando que no había “un consenso en cuanto  la duración del receso”, suspendió la sesión.

 

6. El salón plenario fue desocupado en el receso para fumigar. Las medidas de bioseguridad por la pandemia del Covid-19 estuvieron a la orden del día, más aun considerando que esta primera sesión es la primera presencial de los legisladores en más de un año.

 

Las normas de bioseguridad en la Asamblea pasaron por alto al momento de negociar.
Las normas de bioseguridad en la Asamblea pasaron por alto al momento de negociar.

7. Para proteger la salud de los asambleístas se instalaron separadores transparentes en cada curul, se les prohibió el ingreso de comida, bebidas o cualquier otro objeto que les motive a quitarse la mascarilla. Por supuesto, no hicieron caso, las reglas se rompieron y con ellas el distanciamiento social, pero el acercamiento político estuvo a la orden del día, sobre todo al momento de buscar votos en otros bloques.

 

 

8. Luego del largo receso, los legisladores volvieron al salón plenario, pero no parecían muy convencidos. Fue en ese momento que el asambleísta Ricardo Vanegas pasó a la historia por pedir tiempo para ir almorzar. “Quiero pedirle señora presidenta y a mis compañeros asambleístas que se haga un receso porque necesitamos alimentarnos, sobre todo las personas mayores y que tenemos nuestros problemas de salud, necesitamos descansar porque muchos de nosotros somos de provincias y se van a cerrar las carreteras más tarde por el estado de emergencia. Por tanto, pido un receso hasta el día lunes”, dijo.

 

9. Una primera sesión sin resultados ni acuerdos marcó el inicio del cuarto periodo legislativo. Esta vez, ninguna de las organizaciones políticas cuenta con una mayoría  por lo que no podrá imponerse como lo hizo el correísmo en períodos anteriores. Esto podría ser algo positivo considerando un posible equilibrio de fuerzas en el Poder Legislativo; sin embargo, también evidencia lo complejo que resulta para los nuevos asambleístas poderse de acuerdo.

 

10. Un dato curioso. Como en romería, el comercio informal se volvió creativo y en los exteriores de la Asamblea Nacional se vendieron las fotos de los legisladores, posando, durante la entrega de credenciales oficiales por parte del CNE. Cada una a un precio de tres dólares, por si a alguno de nuestros lectores le interesa una imagen de alguno de los honorables adornando su escritorio, velador o por si quiere encenderle una velita para la buena suerte. ¡Lleve, lleve su asambleísta! (LGP/ECV)

Noticias relacionadas

La Hora TV

Publicidad