Colombianos se toman las calles para rechazar reforma tributaria

    Paro. Manifestantes se enfrentan a la Policía colombiana durante una protesta en la Plaza de Bolívar de Bogotá (Colombia). Foto: EFE
    Paro. Manifestantes se enfrentan a la Policía colombiana durante una protesta en la Plaza de Bolívar de Bogotá (Colombia). Foto: EFE

    A pesar del segundo día de protestas multitudinarias, que dejan muertos y heridos, el presidente Duque dijo que no retirará la normativa propuesta.

    Con el “No a la reforma tributaria” impregnado en cánticos, pancartas, camisetas y afiches, los colombianos se movilizan en las principales ciudades, alegando que la reforma que impulsa el Gobierno de Iván Duque es “hambre y miseria para el pueblo”.

    Las manifestaciones han transcurrido de forma pacífica en casi todo el país, pero acabaron con altercados y enfrentamientos con la Policía hacia el final de la primera jornada, el 28 de abril de 2021, sobre todo en la ciudad de Cali, donde se registró el mayor número de incidentes desde horas de la mañana.

    Según los primeros reportes, al menos una persona fue asesinada en Cali, presuntamente por los disparos de un policía motorizado, como se evidencia a través de videos en redes sociales y confirmó el alcalde de esa ciudad, Jorge Iván Ospina, quien habló de una persona muerta “en hechos no esclarecidos vinculados con la manifestación”.

    Muertes registradas

    Otro joven murió en Neiva, capital del departamento de Huila, de un supuesto ataque epiléptico, cuando participaba en la manifestación.

    Además, el Gobierno informó que hubo 44 policías heridos, sin proporcionar cifras de lesiones a la población civil, aunque organizaciones sociales hablan de medio centenar de víctimas de violencia policial.

    Las protestas contra la reforma tributaria se iniciaron el 28 de abril de 2021, tras el llamado de sindicatos y organizaciones, continuando al día siguiente, aunque con una notable menor asistencia y seguimiento.

    Decenas de personas entre las que sobresalen carteles de protesta participa en la jornada de manifestaciones denominada Paro Nacional, convocada en todo el país para rechazar, entre otros, la reforma tributaria del Gobierno hoy, en Bogotá (Colombia). EFE/ Carlos Ortega

    Duque no dará marcha atrás

    El presidente de Colombia, Iván Duque, reafirmó este 29 de abril de 2021 su voluntad de aprobar la reforma tributaria y se negó a retirarla de su debate en el Congreso, a pesar de que el día anterior decenas de miles de personas salieron a las calles en todo el país oponiéndose a que se apruebe esta ley, en protestas que continúan.

    “Hablar de un retiro, cuando se tiene la posibilidad de la modificación total en el Congreso sería un mensaje que en estos momentos podría generar no solamente una gran incertidumbre financiera y económica sino que trae efectos negativos para toda la sociedad colombiana”, afirmó el mandatario.

    Duque alegó que la reforma está abierta a modificaciones y “al consenso en el marco de las instituciones” y con los partidos que hay en el Congreso, además de aceptar propuestas del sector privado.

    Sin embargo, no hizo alusión a posibles reuniones con sindicatos y organizaciones sociales, que fueron quienes convocaron al “paro nacional”.

    ¿Cómo afecta la reforma?

    El Gobierno de Colombia alega que necesita cerrar el hueco que ha creado la pandemia en las arcas del Estado, por lo que con la reforma tributaria espera recaudar 25 billones de pesos, equivalentes a unos 6.850 millones de dólares.

    El proyecto fiscal busca ampliar la base tributaria mediante el cobro del impuesto a la renta a partir del año gravable de 2022 a quienes ganan más de 2,4 millones de pesos mensuales (unos 663 dólares), y en 2023 a los que perciben por encima de 1,7 millones de pesos mensuales (unos 470 dólares).

    El proyecto también contempla que pierdan la exención tributaria que gozan actualmente las pensiones voluntarias y los recursos guardados en las cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción (AFC), utilizadas para compra de vivienda.

    Otra medida prevista es el “impuesto temporal y solidario a la riqueza” durante los años 2022 y 2023 para quienes el próximo 1 de enero tengan un patrimonio líquido superior a 4.865 millones de pesos (unos 1,35 millones de dólares).

    Además de los ricos, a los trabajadores del sector público o privado que ganen más de 10 millones de pesos mensuales (unos 2.765 dólares) se les cobrará durante el segundo semestre de este año el “impuesto temporal y solidario a los ingresos altos”, que será equivalente al 10% de la base gravable, además del impuesto de renta.

    Los grupos y organizaciones sociales convocaron a otra paralización nacional el 19 de mayo, tras la segunda jornada de protestas a día seguido.
    Las protestas fueron de manera pacífica, con excepción de Cali, Bogotá y Medellín donde ocurrieron desórdenes y saqueos.