Thursday, June 24, 2021

País Cinco claves detrás del aumento en el costo de las facturas de...

Cinco claves detrás del aumento en el costo de las facturas de energía eléctrica

Desde 2020, se acumulan más de 871.000 reclamos por mala calidad del servicio y cobros excesivos. Cnel es el foco de los problemas y distribuye electricidad a la mitad del país.

La pandemia obligó a muchas familias a cambiar sus hábitos de consumo. Más tiempo en casa significa más consumo de electricidad. Solo un aumento de 2 a 5 kilovatios hora, por ejemplo, representa que un cliente que antes pagaba $0,04, como beneficiario de la tarifa de la dignidad, pase a cubrir $0,1025, es decir 156% más.

Fernando Salinas, presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos de Pichincha (Cieepi), explicó que las autoridades no actualizaron los tarifarios y las normativas para ajustarse a la nueva realidad, lo que provocó un golpe duro al bolsillo de los ciudadanos.

El 95% de los reclamos por mal servicio y cobros excesivos en las planillas se concentran en la Corporación Nacional de Electricidad (Cnel), la cual distribuye y comercializa la energía eléctrica para el 50% del país (toda la costa, Bolívar, Sucumbíos y Orellana).

Tarifas crecientes

Desde marzo de 2020 hasta la fecha, Cnel ha acumulado más 283.000 reclamos por altos valores en las facturas. Según Salinas, parte del problema se debe a que, durante más de tres años, no han existido cambios en el tarifario de la energía eléctrica residencial

Así, con la normativa actual, se aplica un sistema de costo creciente, bajo la premisa de quien más consume debe pagar más. Por ejemplo, hasta 50 kilovatios/ hora al mes, el costo es de $0,078; pero si se llega a entre 500 y 700 kilovatios/hora, se debe pagar $0,1285.

“El problema es que ese rango entre 500 y 700 kilovatios es el promedio para una familia en la costa durante las actuales circunstancias, por lo que deben asumir mayores valores en medio de la crisis”, dijo Salinas.

La tarifa puede llegar hasta los $0,68, si el consumo es mayor a los 3.000 kilovatios/hora.

Menos beneficiarios de la tarifa de la dignidad

Desde 2017, los beneficiarios de la tarifa de la dignidad se redujeron de 934.707 a 663.614. El 30% de ese total, es decir, alrededor de 80.808 personas dejaron de tener el precio subsidiado de $0,04 durante la pandemia.

Así, un cliente que antes pagaba esos $0,04 por un consumo de 103 kilovatios/hora, ahora debe asumir $0,1025 por subir a 135 kilovatios/hora. Las ciudades con menos porcentaje de beneficiarios de la tarifa de la dignidad son Guayaquil (78.403) y Los Ríos (52.216).

Ineficiencias en el proceso de facturación

Hace casi dos años, el Gobierno anterior hizo pública la intervención de Cnel y se contrató a la empresa pública de servicio de energía eléctrica de Uruguay. Sin embargo, nunca se transparentaron los costos y resultados de esa intervención

“Si se ve desde el punto de vista objetivo no hay resultados visibles ni mejoramiento de ningún tipo. Se siguen manteniendo contratos con empresas que ya dieron problemas en el pasado”, dijo.

Muchos de esos contratos tienen que ver con la medición del consumo de electricidad, que en la mayoría de los casos se hacen mal o no se hacen. Además, se sigue utilizando tecnología desfasada.

La cantidad de reclamos han obligado a que las autoridades anuncien que se van a revisar más de 630.000 medidores.

Mala atención al cliente

Según ha reconocido Rafael Vásquez, gerente de Cnel, apenas en el 24% de los reclamos se gestiona a favor del cliente.  De enero a mayo de 2021, se han receptado 72.010 quejas por cobros excesivos, pero solo 17.183 ha terminado en reembolsos o facilidades para el usuario.

“Hay la percepción de que los reclamos no son atendidos, pero cuando hacemos una revisión uno a uno nos damos cuenta de que se aplica lo que dicen las normas y la ley”, dijo Vásquez.

Salinas recalcó que Ecuador está muy por debajo de los países de la región en tiempo / demora y calidad del servicio. No solo que un trámite puede tomar dos y tres veces más; sino que, en el caso de fallas en el servicio eléctrico, el país no cuenta con registros de cortes e intermitencias por persona o familia.

60% de clientes con convenios de pago

Según información de Cnel, el 60% de los clientes tienen cuentas diferidas. De un total de $200 millones con facilidades de pago, $145 millones corresponden a aplazamientos automáticos como consecuencia de la Ley humanitaria. Los $54 millones restantes son a pedido de los clientes.

Las autoridades han reconocido que las facturas se pueden hasta duplicar cuando se prorratea la deuda en el valor de cada mes. Sin embargo, Diario La Hora consultó al ministerio de Energía si se están haciendo recargos de intereses o multas, pero no se ha obtenido respuesta hasta la fecha. (JS)

El 94% de los reclamos por cobros excesivos son de clientes residenciales

Histórico de reclamos de los clientes de Cnel

       
         
Tipo de reclamo 2018 2019 2020 2021
Mala calidad del servicio (apagones e intermitencias) 428.392 463.471 387.833 200.345
Mala facturación (costos excesivos) 271.705 223.395 199.170 84.522

Caída en los beneficiarios de la tarifa de la dignidad

     
Año No clientes Costo mensual
2017 934.707 $2,49 millones
2018 832.395 $2,15 millones
2019 744.422 $1,77 millones
2020 696.436 $1,66 millones
2021 663.314 $1,46 millones

Noticias relacionadas

La Hora TV

Publicidad