Chile se blinda ante el aumento de casos Covid-19

    238
    Cierre. Este será el segundo confinamiento drástico que aplique Chile, con cierre de fronteras, en lo que va de la pandemia.
    Cierre. Este será el segundo confinamiento drástico que aplique Chile, con cierre de fronteras, en lo que va de la pandemia.

    Chile llegó este 1 de abril de 2021 al millón de casos de Covid-19, con la pandemia más desbocada que nunca, los hospitales al borde del colapso, el 83% de la población confinada y las nuevas variantes haciéndose fuertes, lo que obligó a las autoridades a cerrar las fronteras durante todo abril.

    “Estamos viviendo momentos muy complejos de la pandemia no solo en Chile sino en todo el mundo”, reconoció el vocero del Gobierno, Jaime Bellolio.

    “Hemos debido tomar medidas más estrictas con el único objetivo de cuidar a las personas”, agregó en rueda de prensa.

    Medidas extremas

    El cierre de fronteras, que será efectivo el próximo 5 de abril y durará al menos hasta el 1 de mayo, se esperaba desde hace unos días, cuando desde los gremios médicos y la oposición empezaron a alertar el imparable avance de la pandemia.

    Se trata del segundo cierre de fronteras que decreta Chile desde que comenzó la pandemia, tras el que estuvo vigente entre marzo y noviembre del año pasado.

    También se anunció el adelanto del toque de queda a las 21:00, la restricción de las actividades económicas que son de primera necesidad y la limitación de los permisos individuales que pueden pedir los ciudadanos para salir a la calle durante la cuarentena, unas medidas que buscan reducir la movilidad en un 30%.

    En marzo de 2021 se han batido todos los récords de la primera ola de contagios, del año pasado.

    HASTA AQUÍ PARA EL PDF; EL RESTO PARA LA WEB PORFA

    Vacunación confió a la población

    La segunda ola de casos comenzó en diciembre, con la llegada del verano, y se agravó a finales de febrero, el mes por excelencia de las vacaciones; aunque lo cierto es que Chile nunca llegó a controlar el primer brote, que vivió su momento más crítico entre junio y julio de 2020, cuando la red hospitalaria estaba al límite y la tasa de positividad rondaba el 40%.

    Según un informe de la Universidad de Chile, la Universidad Católica y la Universidad de Concepción -tres de las más prestigiosas del país-, la carga de la enfermedad en la última semana es un 28% más alta que en el peor momento de la pandemia en 2020.

    El agravamiento de la pandemia, que obligó al Gobierno a proponer aplazar a mayo las elecciones municipales, regionales y constituyentes del próximo 11 de abril, transcurre en paralelo a un exitoso proceso de vacunación, gracias al cual más de 6,7 millones de personas han recibido al menos una dosis y que ha colocado a Chile entre los tres países con mayor porcentaje de población inoculado.

    Los expertos señalan que el trepidante ritmo de vacunación podría haber jugado en contra de Chile y haber llevado a la población a un exceso de confianza, a lo que se suma el cansancio tras un año con restricciones. EFE