Casa Blanca alarmada por ecuatorianas arrojadas en muro fronterizo

    373
    Suceso. En las últimas semanas se ha incrementado drásticamente el cruce de menores no acompañados entre EE.UU. y México.
    Suceso. En las últimas semanas se ha incrementado drásticamente el cruce de menores no acompañados entre EE.UU. y México.

    Dos menores, de 3 y 5 años, fueron lanzadas a través del muro que divide a México con EE.UU. Ambas están fuera de peligro.

    La Casa Blanca se mostró este 1 de abril “alarmada” por el caso de dos niñas inmigrantes ecuatorianas a las que un traficante dejó caer desde lo alto de la valla fronteriza en el estado de Nuevo México, por lo que pidió que los indocumentados eviten ponerse en manos de los coyotes que “abusan” de ellos.

    En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, se refirió al vídeo publicado un día antes por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), en el que un hombre deja caer a dos niñas de origen ecuatoriano, de 3 y 5 años, desde lo alto del muro fronterizo, que mide 14 pies de alto (4,2 metros).

    “Cualquiera de nosotros que ha visto el vídeo está increíblemente alarmado por estas cosas que hacen los traficantes de personas”, afirmó Psaki.

    Según la Cancillería ecuatoriana, las niñas “se encuentran fuera de peligro y recibiendo la atención necesaria”, después de haber sido encontradas y atendidas por agentes fronterizos estadounidenses.

    Métodos inhumanos

    La portavoz de la Casa Blanca dio las gracias a los agentes fronterizos que “salvaron a estas niñas” y usó el caso para reforzar el mensaje que el Gobierno del presidente Joe Biden ha estado enviando desde hace meses a quienes se plantean emigrar hacia Estados Unidos.

    “Queremos enviar un mensaje claro a la región de que este no es el momento de venir, no deben enviar a sus hijos a este viaje tan traicionero, con traficantes que abusan de las vulnerabilidades de estas comunidades”, agregó Psaki.

    El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, lamentó también “la forma inhumana en la que los traficantes abusan de los niños mientras se benefician de la desesperación de sus padres”, y la describió como “criminal y moralmente condenable”.

    “Solo este mes, una niña pequeña murió ahogada, un bebé de seis meses fue lanzado al río, y dos niñas pequeñas fueron arrojadas desde un muro y abandonadas solas en el desierto”, dijo Mayorkas en un comunicado.

    Las niñas migrantes fueron llevadas a un hospital, para entregarlas a posibles familiares en Estados Unidos, mientras se tramitan sus solicitudes de asilo.