Mujer y democracia

FEB, 17, 2019 | 00:04 - Por MARIANA VELASCO

Mariana Velasco

A pesar del avance, el liderazgo y la participación política de las mujeres están en peligro. Tienen poca representación no sólo como votantes, (a pesar de constituir más de la mitad de la población) también en cargos de elección popular, en puesto directivos, administración pública, sector privado o el mundo académico. 

Esta realidad contrasta con su capacidad como agentes de cambio y su derecho a participar por igual en la gobernanza democrática. De hecho, en todo el mundo, las mujeres son excepción en la adopción de decisiones y en la formulación de políticas públicas. 

Ecuador registra más de ochenta mil candidatos para las elecciones seccionales. Elegiremos   once mil setenta y nueve autoridades el 24 de marzo. Sin embargo, el número de mujeres candidatas, no visibiliza a las 6’669.428 de ecuatorianas empadronadas. Se entiende y no por ello justifica, las mujeres enfrentan dos tipos de obstáculos a la hora de participar en la vida política: las barreras estructurales y las brechas relativas a las capacidades. Ellas tienen menor probabilidad que los hombres de contar con educación y recursos necesarios para convertirse en líderes. 

La mayoría de candidatas viene del mundo del reality, farándula, canto y reinados. Pocas, con conocimiento y compromiso de servicio público. Es de esperar que estén preparadas para entender con claridad que el ambiente del sistema público suele ser hostil y se desarrolla en un marco de disputas de poder. 

El progreso de una democracia depende en gran medida de la existencia de una auténtica asociación entre hombres y mujeres que actúen con igualdad y complementariedad, es decir, nuestra democracia debe crecer y enriquecerse a partir de nuestras diferencias. 

Debemos estar claros que, el reconocimiento a la igualdad en la participación política, el empoderamiento de las mujeres como representantes de una democracia y el entender que de qué, sin la participación activa de las mujeres en todos los niveles de gobierno, no se podrán conseguir los objetivos de igualdad, desarrollo y paz.

  mavetapia@hotmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

mavetapia@hotmail.com

Más Noticias De Opinión

A pensar con detenimiento

00:15 | | A partir de hoy nos corresponde a cada uno de los ecuatorianos, mujeres y hombres, reflexionar sobre la validez de las continuidades políticas, sociales y simbólicas heredadas.

Acoso laboral

00:10 | | El comportamiento laboral de algunas personas es un problema muy complejo que ha permanecido oculto en el tiempo y pocos se atreven a denunciarlo.

Difunto Unasur, ¿bienvenido Prosur?

00:05 | | Desde un inicio manifesté, sin importar quienes fueran los autores o gestores de la iniciativa, que crear un organismo regional teniendo como capital a Quito era una buena iniciativa.