sábado, mayo 15, 2021

Bancos y economía

Eduardo F. Naranjo C.

La propuesta de cambio legal de la estructura, sistema y función del Banco Central no parece tener una intencionalidad clara. Si no tenemos emisión de moneda y este es un ente estatal mal puede pasar al control del sector privado, como pretende la nueva ley en camino.

La experiencia reciente muestra cómo funcionó el banco, acabaron con los ahorros de toda la clase media ecuatoriana, de la noche a la mañana, devaluaron 400% la moneda nacional.

Este hecho casi olvidado para la gente joven, significó el derrumbe de cientos de ecuatorianos al perder sus ahorros y, a la vez, el gran recorte de los fondos de jubilación. Es decir, si un afiliado tenía en su cuenta del Seguro Social 50.000 dólares pasó a tener 10.000, porque los ahorros estaban en sucres.

Todo esto se hizo tratando de salvar a inescrupulosos banqueros que ahora gozan de libertad en paraísos fiscales, por esto resulta complejo el hecho de que nuevamente el sector privado entre a dominar una institución estatal clave en la economía que, con la ley vigente permitió control y estabilidad evitando posibles manipuleos desde diferentes sectores, salvo la intención de poner los recursos estatales a circular en la economía.

Un esquema de directorios controlados por el sector privado, en tiempos de opacidad nos pone al filo de la duda, donde la corrupción y capitalismo desbocado permean todo.

Es grave ver al continente agitarse por demandas sociales aún bajo el riesgo de pandemia. La élite de pensadores económicos siguen con fe ciega un modelo que muestra gran inequidad y que al momento y en las condiciones actuales podría incrementar exponencialmente el riesgo, pero las elites económicas no se preocupan, ya que, probablemente siempre estarán a salvo de cualquier catástrofe, porque podrán huir.

Más columnistas

La Hora TV