Automedicarse va de la mano con el colapso hospitalario

    215

    El número de pacientes que llegan en condiciones graves, por usar tratamientos sin prescripción médica está en aumento. Niños, los más vulnerables.

     Este año llegó con un considerable incremento de ocupación hospitalaria por la Covid-19. Quito es una de las ciudades con más impacto, pues la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tiene un 90% de ocupación; en Guayaquil, el 65%.

    Danilo Calderón, gerente del IESS Quito Sur, dijo que a diario llegan 160 pacientes, aproximadamente; a inicios de diciembre iban 80. Una de las características es que asisten con un estado avanzado de la enfermedad, debido a que se automedican o asumen que se trata de una simple gripe y esperan mucho tiempo hasta buscar atención.

    En esta casa de salud el número de pacientes con problemas respiratorios se duplicó a finales de diciembre, por lo que operan al 100%; inclusive, habilitaron 20 camas adicionales en el área de la cafetería y reinstalaron las carpas militares para atender a pacientes con síntomas leves.

    Órganos en riesgo

    José Sánchez, epidemiólogo, explicó que la gente sigue un tratamiento porque alguien le recomendó o porque funcionó en otra persona. “Cada cuerpo es diferente, así como la complejidad de cada caso. Lo que funciona en uno no necesariamente lo hará en otro, esto puede causar graves daños”.

    Otra práctica alarmante es el uso de sustancias que ni siquiera tienen aval científico, como el dióxido de cloro, la cascarilla, la ivermectina y otras sustancias que ofrecen curar la Covid-19.

    Estos componentes pueden agravar la enfermedad del coronavirus y, además, desarrollar nuevas enfermedades relacionadas con el hígado, los riñones, los pulmones y hasta problemas neurológicos.

    El equipo científico de la Universidad Nacional de Loja (UNL), publicó un informe en el que advierte sobre el uso de la cascarilla, planta que no debe ser usada para la prevención y el tratamiento de la Covid-19.

     Un artículo publicado por la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), detalla que las personas más vulnerables ante la automedicación son los niños, las embarazadas y las personas mayores.

    También deben tener especial cuidado las personas con problemas de presión arterial, con deficiencias cardíacas, los diabéticos o los hemofílicos, ya que los fármacos en estas personas pueden alterar su reacción y complicar más aún los síntomas de su enfermedad.

    Colapsar el sistema

     La Organización Mundial de la Salud (OMS), describe que la mayoría de casos de Covid-19 se recupera sin necesidad de hospitalización, por lo que hace un llamado a buscar atención y aislarse al presentar cualquier tipo de síntomas relacionados.

    Sánchez indica que cuando una persona se automedica vuelve compleja una situación que pudo ser leve. “Entonces se convierte en una nueva persona que necesita oxígeno, respiradores y una cama pudiendo evitarlo”.

    Otro problema es que, los pacientes que tienen complicaciones por automedicarse indican lo que han ingerido solo cuando su cuadro es grave. “Mentir es gravísimo. No solo sobre el consumo de sustancias sin registro sanitario, sino sobre dónde se contagiaron o con cuántas personas estuvieron en contacto”, añade el epidemiólogo.

    Por su parte, Rodrigo Henríquez, docente-investigador de la Universidad de las Américas (UDLA), dice que ningún medicamento, en ninguna parte del mundo se debería aplicar sin la indicación clara de un médico y sin el seguimiento correspondiente.  (AVV)

    Si presentas fiebre, tos, dolor muscular, pérdida del gusto o del olfato acude inmediatamente a un centro de salud sin consumir ningún medicamento, hasta recibir un diagnóstico profesional.

     

    Efectos de supuestos medicamentos para la Covid-19

     

    • Problemas renales
    • Ritmos cardíacos anormales y mortales
    • Daños cardiacos
    • Insuficiencia hepática aguda
    • Disentería
    • Intoxicación
    • Vómito
    • Destrucción de glóbulos rojos

     

    * La OMS detalla que: “por el momento, no se recomienda ningún medicamento específico para prevenir o tratar la infección por el nuevo coronavirus (2019-nCoV)”.

     

     

    Sin salir, el sistema ‘respira’

     Los feriados de octubre y noviembre, más las celebraciones de Fin de Año hicieron que la ciudadanía se relaje y descuide su bioseguridad. Esto ha provocado un repunte de los casos que requieren cuidados intensivos. Sin embargo, la situación podría agravarse más.

    “Preocupa la situación que pueda presentarse a finales de enero, principios de febrero. Podríamos ver una saturación de servicios de cuidados críticos”, dice Rodrigo Henríquez, docente-investigador de la UDLA.

    El experto señala que, desde la ciudadanía es posible minimizar la ocupación hospitalaria y el efecto de los nuevos contagios evitando salir, de no ser necesario.

    Esteban Ortiz, experto en Salud Pública, dijo que la mejor forma de ayudar a la gente que está sufriendo por una cama en terapia intensiva es: no salir las próximas dos semanas a menos que sea 100% necesario. “No salga a tomar café, ni a restaurantes con amigos, solo vaya con su familia”, escribió en Twitter (@EstebanOrtizMD).

    Ortiz detalla que al darle ‘un respiro’ al virus, éste no saltará de persona en persona, y los enfermos, en estas dos semanas, podrán recibir ayuda, y los sanos evitarán contagiarse. “De esta forma bajaremos nuevamente la saturación hospitalaria (mínimo 4 o 6 semanas) y la velocidad de contagio”.

    Casos confirmados: 218.385
    Pacientes recuperados: 190.350
    Fallecidos: 14.158, de los cuales 4.581 son probables por Covid-19.

     

    No se cerrarán aeropuertos, dijo Ministro de Salud

     La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, hizo un pedido al COE nacional para cerrar los aeropuertos del país ante la expansión de la nueva variante de coronavirus del Reino Unido.

    Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud, dijo que no es la mejor opción. “No podemos aceptar la propuesta, porque carece de parte técnica y científica”.

    Zevallos añadió que la nueva variante está en más de 27 países: en la Unión Europea (UE), Reino Unido, EE. UU y Chile. “Entonces tendríamos que cerrar a todos. No me parece atinada la solicitud porque no hay vuelos directos”, agregó.

    El 4 de enero, el Ministro de Salud, dijo que Viteri debería encargarse de sus competencias municipales, como evitar y sancionar aglomeraciones. También criticó la decisión de inaugurar la aerovía, el pasado 21 de diciembre, pues medios de la ciudad costera, denunciaron las aglomeraciones provocadas en torno a la obra.

    El miércoles, en Los Ríos ingresaron dos pacientes con un cuadro que se presume que sería de la nueva cepa encontrada en Reino Unido. Sin embargo, las autoridades sanitarias no se han pronunciado al respecto.