Aumentan quejas por los buses mal estacionados

Este transporte mal estacionados no solo causan problemas en la circulación vehicular, sino que hay malos olores en esta zona.

REALIDAD. Los buses estacionados fuera de la parada son un problema para los vecinos desde que llegaron.

Los moradores del barrio Cashapamba se quejan de que sus calles se volvieron zonas de parqueo improvisado, pese a tener la terminal interparroquial desde hace más de cinco años, dejando basura y malos olores afuera de sus casas.

Pero este no sería el único problema, sino que para los conductores de los automóviles que circulan por estas calles, el espacio para transitar es reducido lo que podría ocasionar algún accidente.

Los buses que se estacionan en el lugar son de la cooperativa Santa Teresita y llegan de Quisapincha, pero en vez de ocupar las paradas establecidas prefieren ponerse en las calles transversales, dijo María del Carmen, moradora que viven más de 30 años en el sector.

Pero los moradores de este barrio no son los únicos molestos con esta situación, al parecer, los mal estacionados llegaron a la ciudadela Altamirano que está cerca a la estación de Cashapamba, ocasionando los mismos problemas de los que se quejan los moradores del otro barrio.

Por su parte, los transportistas aseguran que se estacionan para esperar su turno, limpiar el carro hasta que les toque hacer viaje sin ocasionar problemas que afecten a las personas que circulan por el sector.

Los supuestos afectados sugirieron que las autoridades de control se acerquen a la zona y retiren a los transportistas de sitios que nos son aptos para estacionarse, sino que más bien respeten las paradas que ya están diseñadas para ellos.