Andrés Arauz era funcionario en el BCE mientras ocupaba otros cargos del correato

    1183
    Andrés Arauz, junto a Diego Borja como presidente del Directorio del Banco Central, en 2010. Foto Archivo

    El candidato a la Presidencia fue funcionario del Banco Central durante los gobiernos de Lenín Moreno y su predecesor, Rafael Correa.

    Andrés Arauz fue la ficha clave del correísmo. Durante el Gobierno de Rafael Correa, el ahora candidato a la Presidencia de la República, ocupó varios cargos públicos en momentos clave para la aprobación de créditos, priorización de obras, suscripción de contratos, entre otras tareas, mientras también era funcionario del Banco Central del Ecuador (BCE).

    Arauz admitió que fue funcionario de carrera del BCE, entre julio de 2006 y mayo de 2000. Ese último año dejó de aparecer en las nóminas de la institución, donde figuraba como especialista de sistemas de pago y consultor bancario.

    Arauz aparece en los archivos del BCE, en una lista de servidores desvinculados por efecto de una compra de renuncia obligatoria con indemnización, con fecha del 8 de mayo de 2020. Tras 14 años de servicio, el ahora candidato a la Presidencia cobró USD 27.583. En plena crisis sanitaria y económica, por la pandemia del Covid-19.

    Pero durante esos 14 años, Arauz no pasó mucho tiempo en las oficinas del Banco Central. Recibió varias delegaciones y sacó licencias sin sueldo para ocupar otros cargos en entidades públicas.

    El nombre de Andrés Arauz aparece en el acta resolutiva “confidencial y reservada”, del 25 de agosto de 2012, cuando autorizó un convenio de crédito por USD 514,6 millones en favor de Pedro Delgado (primo y entonces representante del expresidente Correa), del exministro de finanzas Patricio Rivera y del exsubsecretario de Financiamiento Público subrogante, Patricio Barrionuevo, con el Fondo Latinoamericano de Reservas, para “asegurar el acceso a recursos financieros y solventar el efecto de la paralización programada de la Refinería Estatal Esmeraldas (REE), aproximadamente de once meses, distribuidos en los años 2012 y 2013”.

    A esa fecha, de acuerdo con un informe publicado por el portal Periodismo de Investigación, “la Refinería de Esmeraldas ya estaba en ‘rehabilitación integral’. USD 2.300 millones gastó el Gobierno de la Revolución Ciudadana en ese proyecto que tuvo un incremento del 1.710%”, cita.

    La lista continúa

    En 2013, según el mismo informe, Andrés Arauz actuó como delegado del entonces secretario de Senplades, Pabel Muñoz, en el Comité de Deuda que autorizó el endeudamiento por USD 137 millones con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social del Brasil (BNDES), para contratar a Odebrecht para la construcción del proyecto Trasvase Daule-Vinces-Dauvin, obra que terminó con un sobreprecio del 67%.

    El 25 de marzo de 2014, como subsecretario de Planificación para el buen vivir, de la Senplades, Arauz, autorizó la puesta en marcha del proyecto hidroeléctrico Manduriacu, una obra que también le fue adjudicada a Odebrecht y se construyó con un sobreprecio del 83%.

    DATO: Arauz aseguró que fue despedido “sin ninguna razón”; no obstante, el documento del BCE demuestra que fue parte del proceso de racionalización de partidas.

    Mientras Arauz era funcionario del BCE, en 2015 también fue ministro coordinador de Conocimiento y Talento Humano, director general del Servicio Nacional de Contratación Pública y subsecretario general de Planificación para el Buen Vivir, en la Senplades. Esto según el registro de la Contraloría General.

    La lista es larga y el último caso saltó a la vista en pleno proceso electoral, cuando el excandidato Juan Fernando Velasco le pidió explicaciones sobre un presunto sobreprecio en los contratos del Festival de las Artes de Loja, en 2017.

    En abril de ese año, Raúl Vallejo, quien era ministro de Cultura, renunció faltando un mes del cambio de Gobierno. Su salida se dio en medio de un puje por la contratación de la empresa que organizaría el Festival. Arauz reemplazó a Vallejo y adjudicó el contrato faltando cuatro días para el cambio de mando.

    Las irregularidades halladas en ese proceso de contratación aparecen en el informe de la Contraloría sobre el examen especial DNA2-0040-2018, realizado al contrato MCYP-CGJ-2017-13 para realizar el Festival de las Artes de Loja, por el período del 1 de marzo de 2017 al 31 de diciembre de 2017. (LGP)

    DATO: En los últimos tres años de Arauz en el Banco Central, obtuvo una licencia de estudios sin sueldo para estudiar en México.