Alianzas por la democracia

    La aprobación de la Ley para la Defensa de la Dolarización se logró sin la bancada correísta y algunos asambleístas que apoyan sus tesis. La primera ley trascendental desde las elecciones del 11 de abril, muestra lo que podría ser un un país con gobernabilidad en democracia.

    Mientras el equipo del presidente electo Guillermo Lasso alista su gabinete, la semana pasada arrancaron las negociaciones en la Asamblea.

    Para lograr mayoría legislativa se requieren 70 votos, con los que no contará ningún partido a partir del 14 de mayo; un escenario distinto al vivido en los últimos 12 años. Las alianzas que se conformen serán la única puerta a la gobernabilidad en los siguientes cuatro años.

    El partido de Rafael Correa, UNES, al que miembros de las opciones democráticas denominan ‘la mafia’, tiene 48 curules. La naciente alianza entre Pachakutik y la ID tiene 35 y un bloque ‘natural’ de la alianza que llevó a Lasso a la presidencia, entre CREO y el PSC, tiene 31.

    Estas negociaciones deberían cerrar el espacio a las mafias políticas para avanzar sus causas. Las causas son públicas y explícitas: influir en la justicia y los organismos de control, impulsar -o matar- procesos en Fiscalía, lograr impunidad ante delitos cometidos por sus partidarios.

    Ninguna bancada llegará a los 70 votos sola, pero las negociaciones que se logren deben ser transparentes y tener objetivos claros. El Ecuador no quiere volver a ver la negociación de votos a cambio de la entrega de hospitales, contratos, concesiones o cargos en empresas públicas. Nunca más.

    Todos tenemos la tendencia de vivir según el escenario de alguien más.”

    Kristina Mand Lakhiani (1976- )
    Coach de vida y empresaria motivacional; Malasia.

    Dejar nacer un desorden para evitar una guerra no la evita, la difiere únicamente.”

    Nicolás Maquiavelo (1469-1527)
    Filósofo político, en El Príncipe; Florencia (hoy Italia).