miércoles, abril 21, 2021

Tungurahua Aglomeraciones: tres parroquias de Ambato entre las más conflictivas

Aglomeraciones: tres parroquias de Ambato entre las más conflictivas

Fiestas clandestinas y canchas de vóley proliferan en Izamba, Santa Rosa y Huachi Grande.

Las fiestas clandestinas, las aglomeraciones en canchas deportivas y la venta de licor artesanal son actividades que no se detienen en Izamba, Huachi Grande y Santa Rosa, parroquias consideradas como las más conflictivas del cantón por la Intendencia de Policía de Tungurahua.

En los operativos desarrollados por las autoridades, se encuentran establecimientos funcionando sin los permisos respectivos e irrespetando la normativa establecida por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal.

En Ambato está prohibida la apertura de canchas deportivas desde febrero de 2021, la disposición que se mantiene vigente, esto como una estrategia para evitar aglomeraciones y más casos de Covid-19.

 

Problema

Diego Flores, intendente de la provincia explicó que el mayor problema en Izamba son las canchas de vóley, espacios que funcionan a pesar de las restricciones y en donde conviven persona sin mascarilla.

En este sector también se decomisó alrededor de mil litros de licor artesanal durante las últimas intervenciones.

Mientras que en Santa Rosa y Huachi Grande se han determinado matrimonios, bautizos entre otras fiestas clandestinas organizadas por jóvenes de dichas localidades.

Según varios estudios internacionales, una reunión en un espacio abierto no es garantía para evitar contraer el virus, aunque hay menos probabilidad, las partículas de saliva que se dispersan en el aire pueden contagiar a personas cercanas.

 

EL DATO
En lo que va del año la intendencia clausuró 29 establecimientos en Ambato.

 

Problemas y temor

Los operativos realizados por la Policía Nacional y demás autoridades no han podido cerrar los espacios deportivos que existen en Izamba desde que inició la emergencia sanitaria.

“Si ha venido la Policía algunas veces, una vez incluso entraron a la cancha y desalojaron, pero al poco tiempo abrieron de nuevo como si no pasara nada y siguen atendiendo”, contó Gladys Aldás, moradora.

En Huachi Grande varios vecinos sienten temor de hablar sobre las fiestas clandestinas que se realizan en la zona, ellos manifiestan que no quieren tener problemas con los vecinos, aunque también están preocupados por las aglomeraciones que han podido observar durante los fines de semana. (RMC)

Noticias relacionadas

La Hora TV

Publicidad